El pasado 10 de julio, Matthew Heineman anunció en su página de Facebook que, junto con HBO, estrenaría una serie documental de dos partes sobre el ícono del golf, Tiger Woods. Sin embargo, la comunidad no recibió la noticia de la mejor forma, ya que las críticas se hicieron sentir acerca de la falta de diversidad que existe en el proyecto.

‘Tiger’ está co-dirigida por Heineman –nominado al Óscar– y por Matthew Hamacheck –nominado al Emmy–, el dúo trabajó en conjunto con Alex Gibney, un ejecutivo que se encargó de la producción del programa por medio de su compañía Jigsaw Productions. De la misma forma, HBO Sports forma parte del título.

Es importante formar parte del cambio

No obstante, por muy grande que suenen los nombres detrás de la producción, ‘Tiger’ generó un debate en redes sobre la falta de talento afroamericano en la ejecución del proyecto. Comenzando por Geeta Gandbhir, cineasta ganador al Emmy, quien fue el primero en destacar que “este es un gran proyecto” pero, “¿por qué dos hombres blancos optaron por dirigirlo?”.

“¿Por qué no hubo un director reflexivo de la comunidad sobre este proyecto? Si hubiera dos de ustedes, ¿NO podría UNO de ustedes haber sido negro o asiático? La responsabilidad y el liderazgo son necesarios en este momento: está en una excelente posición para ser un ejemplo positivo”, agregó.

Asimismo, Gandbhir destacó que Sam Pollard era el único ejecutivo de color que figuraba como equipo de producción del proyecto sobre el exitoso golfista afroamericano. Luego de eso, Heineman se aseguró de responderle al cineasta que inició el debate y aseguró que “lamentaban” la ausencia de talento afroamericano.

“Absolutamente debería haber hecho más para diversificar nuestro equipo de ‘Tiger’. Desearía poder retroceder en el tiempo y cambiar las cosas, y es mi responsabilidad corregir el curso y hacerlo mejor”, afirmó.

Hay que salir de la “zona de comodidad”

Es evidente que el debate no se quedó ahí, ya que el comentario de Gandbhir atrajó rápidamente la atención de muchos en la plataforma, como de la productora nominada al Óscar, Smriti Mundhra, quien agradeció a Gandbhir por exponer el tema públicamente y que espera que se tomen acciones al respecto. “Una conversación honesta sería muy constructiva y todos ganarían cuando nos escuchemos y aprendamos unos de otros”, comentó.

Otros como Yoruba Richen, Marjan Safinia y hasta la directora ganadora del Emmy, Daresha Kyi, se mostraron en apoyo a las declaraciones iniciales de Gandbhir y destacaron sentirse “curiosos” al respecto de la decisión de los creadores de seleccionar a dos directores blancos.

Por último, Heineman se aseguró de hacerse notar ante tanta crítica y agregó que entendía por completo de dónde venían los comentarios y que admitía que parte del problema es “caer en la zona de comodidad de trabajar con personas con las que he trabajado en el pasado”, sin embargo, se comprometió a formar parte del cambio.