Los primeros resultados de la vacuna Moderna en su fase 1 de pruebas ya están aquí. Se ha estado esperando este momento, ya que determinará un punto clave en la lucha contra el COVID-19.

Para la fecha, más de 13 millones de personas se han contagiado con el virus y otras más de 570 mil han fallecido debido a este. Mientras tanto, la ciencia lucha por hallar modos tanto de contener, como de contrarrestar y de erradicar el SARS-CoV-2.

Sin embargo, hasta ahora, aunque se han hecho avances, el mundo de la medicina apenas se encuentra cruzando el umbral para descubrir una forma de tratar esta enfermedad. No obstante, esto no implica que no haya esperanza en el horizonte.

La vacuna de la farmacéutica estadounidense, Moderna, se ha vuelto una de las apuestas más prometedoras en el mundo luego de superar satisfactoriamente en las pruebas preclínicas y en las primeras fases de los estudios en humanos.

La fase 1

El inicio de la fase 1 implica que los ensayos en sujetos humanos se dan por primera vez para la vacuna. Acá, todavía se trabaja con un número recudido de estos que no supera las decenas.

Las pruebas de Moderna ya han superado esta fase y también han realizado la dos. En la que las decenas de sujetos de prueba se convierten en centenas. Durante este proceso, que se ha dado en los últimos meses, la empresa ha continuado su avance al declarar que han obtenido resultados favorables.

No obstante, esta es la primera vez que han publicado los resultados de estas fases de los ensayos clínicos. Por lo que, finalmente podemos conocer en más detalle un poco más sobre las investigaciones de la compañía de biotecnología estadounidense.

En un informe preliminar, publicado en el New England Journal of Medicine, Moderna ha finalmente revelado las primeras conclusiones que han podido sacar de sus investigaciones en la fase 1. Cabe resaltar que estos, no son resultados definitivos ni finales sobre la efectividad de la vacuna, pero sí son un vistazo más claro al rumbo que lleva la investigación. Y, por ahora, según parece, todo va viento en popa.

Los resultados

Para esta fase, los 45 participantes (todos saludables y 18 con más de 55 años) recibieron la vacuna candidata mRNA-1273 en dosis de 25 μg, 100 μg o 250 μg. Estas se aplicaron en dos dosis a cada uno de los tres grupos (cada uno compuesto por 15 individuos).

Como resultado de esto, luego de 28 días de la primera aplicación de la vacuna, fue posible ver que la respuesta de anticuerpos en los individuos era mayor. Específicamente, parecían proliferar aquellos que son capaces de actuar contra la peligrosa proteína espiga del SARS-CoV-2. Por lo que, sería posible evitar que esta se adhiera a las células y las infecte.

Por su parte, por lo menos la mitad de los participantes sí presentaron algunos efectos adversos como fatiga, escalofríos, dolor de cabeza, mialgia y dolor en el sitio de inyección. Asimismo, el 21% (3 participantes) de los miembros del grupo de dosis más alta reportaron algunos “eventos adversos graves”.

Luz verde para continuar

“La vacuna mRNA-1273 indujo respuestas inmunitarias anti-SARS-CoV-2 en todos los participantes, y no se identificaron problemas de seguridad limitantes de los ensayos”.

Citan los investigadores como conclusión de su estudio. Con esta, dan pie a la realización de nuevas investigaciones para comprender más a la candidata mRNA-1273. Asimismo, a pesar de que sí hubo afectos adversos, como los antes mencionados, tal parece que estos no llegaron a ser tan graves como para considerarse un problema de seguridad notorio. Esto sustenta también la decisión que ya tomó Moderna de incursionar en la fase 2.

Entrando en la fase 3

A pesar de que apenas salen al público los resultados de la fase 1, la empresa ya ha culminado también con la fase 2 de sus ensayos. Ahora, para conocer los resultados de estos todavía tendremos que esperar.

No obstante, su anuncio de oficialmente comenzar en la fase 3 de en este julio podría indicarnos que estos fueron tan o más prometedores que los obtenidos en la fase 1. Durante esta tercera etapa, ya se probará la vacuna (en dosis de 100 μg), a la par con un placebo, en 30 mil de individuos voluntarios. De este modo, se podrá conocer qué clase de efectos podría tener esta cuando se la distribuye en gran escala.

Por ahora, el estudio financiado por NIAID (National Institute of Allergy and Infectious Diseases) que forma parte de los NIH (National Intitutes of Health) de Estados Unidos, continúa sobre ruedas. Si todo sale bien, la vacuna de Moderna podría ser la primera en cumplir con todos los requisitos para conseguir la aprobación oficial, otorgada por la FDA (Food and Drugs Administration). ¿Será esta la vacuna que cortará el paso del COVID-19 en el mundo?

Referencia:

An mRNA Vaccine against SARS-CoV-2 — Preliminary Report: DOI: 10.1056/NEJMoa2022483