La pandemia del coronavirus ya cuenta con más de 13 millones de personas contagiadas en su haber. Asimismo, el número de fallecidos por su causa ha aumentado hasta más de 570 mil.

Mientras tanto, en diferentes partes del mundo se gestan cientos se investigaciones y ensayos que buscan una cura o una vacuna para esta enfermedad.El martes, la farmacéutica estadounidense, Moderna, ha revelado los detalles de la fase 1 de sus estudios y ha anunciado que comenzará con la fase 3.

Ahora, este miercoles el Ministerio de Defensa de rusia se ha encargado de hacer su propio gran anuncio. Al parecer, Rusia también ha logrado desarrolla su propio prototipo de vacuna y se encuentra ya realizando ensayos clínicos de esta en seres humanos. Esto ha llegado al mundo meses después de que Sergei Shoigu, el ministro de defensa, le dijera al presidente Vladimir Putin a finales de mayo que el ejército y científicos en el Instituto Gamaleya en Moscú estaban trabajando en una posible vacuna.

Un anuncio sorpresivo

Sin que hubiera muchas más notiticias detalladas sobre dichos estudios hasta la fecha, el anuncio del Ministerio de Defensa ha llegado al mundo como una total sorpresa. Según sus declaraciones, los ensayos clínicos se realizaron en un grupo de voluntarios pertenencientes al ejército ruso.

Al parecer, los resultados obtenidos les han indicado que han dado con una vacuna “segura” contra el coronavirus. Específicamente, el grupo experimental constó de 18 individuos. A estas alturas, todos estos han sido dados de alta sin presentar “eventos adversos graves, quejas de salud, complicaciones o efectos secundarios”.

El ensayo

Para poder mantener bajo control todas las aristas del ensayo, los científicos aislaron a los voluntarios en el hospital militar de Burdenko en Moscú. Una vez estuvieron todos allí, el 18 de junio se pudo proceder a darles la vacuna de prueba.

Desde ese momento, todo el grupo fue monitoreado diariamente. De este modo, ahora pueden afirmar con seguridad que, al menos durante los 28 días de cuarentena que cumplieron los soldados, ninguno de estos presentó la más ligera variación o afección en sus signos vitales.

Confianza en los resultados

“[Los resultados del ensayo] nos permiten hablar con confianza sobre la seguridad y la buena tolerabilidad de la vacuna”, afirmó Shoigu en un comunicado.

Aparte de mencionar que la vacuna es segura, el Ministerio no hizo mucho énfasis en la efectividad de esta. No obstante, otras declaraciones de Svetlana Volchikhina, una investigadora que participó en la realización de los ensayos, apuntan que:

“Su inmunidad está funcionando bien, se están creando anticuerpos, [los soldados voluntarios] están protegidos contra el coronavirus”.

Esto se puede ver reflejado en un video que publicó el propio Ministerio de Defensa. Asimismo, Yury, uno de los militares que participaron en el ensayo, comentó “ahora sabemos que estamos 100% protegidos”, luego de que se le diera de alta del hospital.

La siguiente fase

Pero las investigaciones del ejército y los científicos rusos no han acabado. En estos momentos, un segundo grupo de estudio, que fue vacunado el 23 de junio, se encuentra baho obserbación en el mismo hospital militar que sus predecesores. Para este segundo caso, el Ministerio espera poder tener los resultados completos a finales de este mes.