El cigarrillo electrónico se ha convertido en la mejor alternativa al tabaco, siendo una herramienta con una doble función, ya que sirve de sustitutivo a la acción de fumar y se convierte en el mejor aliado para la salud. Portales como Ivapeo han entendido perfectamente este concepto y ofrecen una amplia variedad sobre la última tecnología de los cigarrillos electrónicos y sus componentes.

El cigarrillo electrónico es un sistema eléctrico que convierte un líquido en vapor mediante un funcionamiento con una batería. Su popularidad es cada vez mayor por su capacidad para sustituir al tabaco y ayudar así a su erradicación. Se introduce un líquido en un cartucho recargable y éste es consumido mediante aspiraciones por la boca por medio del cigarro electrónico. La gran variedad de aromas es otro de los motivos del éxito de esta herramienta, ya que el público puede elegir entre muchos sabores y disfrutar diariamente del que más le guste.

Una de las ventajas del vapeo es que el usuario puede personalizar su cigarro electrónico a través de los líquidos para vapear, ya que elige el sabor o el nivel de nicotina. Este control absoluto del consumo de nicotina aporta una sensación de confianza que el tabaco no ofrece, y supone el primer paso para dejar de fumar. Muchos usuarios empiezan con una alta concentración de nicotina, en torno a 24 miligramos por cada cigarro, y a partir de ahí van bajando estas dosis con el objetivo de ir reduciendo su adicción.

Existe un amplio grupo de marcas de líquidos para vapear que recrean todo tipo de olores, la mayoría relacionados con plantas o frutas; aunque hay muchos consumidores que prefieren el olor a tabaco tradicional. También se puede elegir la sensación de una bebida o un tacto más cremoso. Todo es personalizable en los cigarros electrónicos y el aroma que se inspire es un elemento fundamental.

El público puede disfrutar diariamente de los sabores que más le gustan, lejos de la cotidianidad del tabaco; y esto genera, además, una sensación de bienestar. Vivir con los olores que mejor sientan en uno mismo aporta tranquilidad y confianza para afrontar los retos diarios. En la variedad está el gusto. Los sabores de frutas de los líquidos para vapear presentan un grupo muy grande, entre los que destacan los de sandía, fresas, uva, naranja o menta.

Estos e-liquid destacan por su aroma y por su contenido, ya que la regulación de la nicotina permite dejarla en nivel cero, gracias al sistema de regulación propia por parte del consumidor. Esto supone un gran paso en el objetivo que muchos fumadores se marcan de dejar de fumar. También reduce los riesgos en la salud. De hecho, en algunos países como Reino Unido y Francia han apostado, desde la Sanidad Pública, por esta opción como estrategia para los problemas de adicción al tabaco.

En ambos países, las autoridades sanitarias han recomendado el uso del vapeo como método para dejar de fumar. Se amparan en la regulación de la Unión Europea, organismo que controla la calidad y seguridad de esta herramienta. Desde el país británico han lanzado una fuerte campaña contra el tabaquismo que se postula a favor de los cigarros electrónicos porque, aseguran, son un noventa y cinco por ciento menos dañino que el tabaco. Cada vez son más las instituciones relacionadas con la Salud que consideran al vapeo como una alternativa real para dejar de fumar entre los fumadores que han buscado sin éxito otras fórmulas para deshabituarse.

Pods y Mods, tecnología para dejar de fumar

Los vapeadores son instrumentos electrónicos que no se escapan de los grandes avances tecnológicos de los últimos años. Actualmente, se pueden encontrar cigarrillos electrónicos con inteligencia artificial que, además, ayudan a dejar el tabaco. La traducción de la aplicación de la tecnología punta en los cigarros electrónicos ha dado paso a los mods y los pods, sistemas electrónicos que regulan todos los detalles de este consumo.

Los mods son una herramienta más grande, potente y versátil con respecto a los inicios de los vapeadores; que además destacan por su carácter personalizable. Cada calada se puede regular, tanto la potencia de la misma como la intensidad del sabor, dejándola así al gusto y preferencia del usuario. La industria del vapeo ha dado importantes pasos recientemente hacia unos mops más funcionales y prácticos en los que han participado importantes marcas como Eleaf, iStick o Sinuous, entre otras.

Los sistemas de vapeo pods, por su parte, se caracterizan por el uso de una cápsula que sustituye al atomizador convencional. Su objetivo es retener los líquidos para vapear y vaporizarlos antes de su paso por la boquilla. Este sistema reduce al mínimo la perjudicialidad para la persona y mantiene la esencia y el sabor del cigarrillo electrónico. Una tecnología que se ha mostrado cada vez más eficiente.