Sin duda que el efecto sanitario, social y económico de la pandemia ha cambiado nuestra forma de vida. Cada uno de nosotros tiene su propia forma de entender, experimentar, reaccionar y hacer frente a los desafíos impuestos por esta nueva realidad.

Sin embargo, siguen sin estar claras las posibles consecuencias de la pandemia a corto, mediano y largo plazo. En este sentido, investigadores del Twins Research Australia, un registro nacional de gemelos y trillizos y sus familias, indagaron cómo los australianos están lidiando con la pandemia mediante la recolección de datos sobre la salud física, mental y social.

Determinando las secuelas de la pandemia

El estudio, que fue realizado entre el 15 de abril y el 12 de mayo y que incluyó a 3.526 gemelos y trillizos adultos de toda Australia en el apogeo de las medidas iniciales de bloqueo social, es el primero de una serie de investigaciones programadas en los próximos 12 meses para medir el impacto de la pandemia a futuro.

Entre los hallazgos del estudio, resalta que las personas con relaciones más cercanas, como estar casados ​​o que mantienen fuertes lazos con familiares, tuvieron puntajes de resiliencia más altos e informaron un menor impacto en su salud mental durante la pandemia, así como una perspectiva más optimista para el futuro.

Los resultados del estudio realizado en gemelos y trillizos muestran cómo las relaciones sociales estrechas son vitales para hacer frente a la agitación de la pandemia de coronavirus.

Los datos mostraron que mientras algunos participantes informaron interrupciones sustanciales y mayores tensiones en sus vidas, otros reportaron consecuencias positivas de las restricciones en términos del impacto en sus relaciones cercanas y su salud física y mental.

Por ejemplo, mientras que el 14 por ciento informó una disminución en la calidad de las relaciones cercanas, el 13 por ciento informó que sus relaciones cercanas habían mejorado desde el comienzo de las restricciones.

Una imagen del impacto

Las principales causas de preocupación fueron la salud de los parientes de edad avanzada y la pérdida de empleos. Aproximadamente un cuarto de los participantes adultos informó un cambio en el ingreso, independientemente del género, aunque esto fue más probable para los más jóvenes (41 % de los menores de 30 años).

El estudio encontró que las personas con relaciones más cercanas tuvieron puntajes de resiliencia más altos e informaron un menor impacto en la salud mental durante la pandemia.

Aproximadamente un tercio de los participantes informó una disminución en la salud mental y casi la mitad notificó una disminución en su salud social.

El estudio encontró que la salud mental de las mujeres se vio más afectada que la de los hombres. Las gemelas informaron mayores los niveles de ansiedad (17 %) que sus hermanos gemelos y sus niveles de depresión eran un 19 por ciento más altos.

Los investigadores también observaron informes, predominantemente de mujeres, de sentirse amenazadas y sufrir abusos o agresiones. Adicionalmente, las mujeres de 30 a 45 años parecían ser las menos optimistas sobre su propio futuro.

Sobre la base de estos resultados, los autores señalan que el estudio proporciona una imagen del impacto de la pandemia en la población, y aunque estos datos no son definitivos, esperan que sirvan de guía a las autoridades para la toma de decisiones de salud pública en el futuro inmediato.

Referencia: Brief Report 1: Wave 1 Adult Twin Survey 15 April – 12 May 2020. Twins Research Australia COVID-19 Knowledge, Experience, Reaction and Resilience study, 2020. https://bit.ly/3esXuMS