Luego de haber negociado con Qualcomm, Apple tendrá listos los iPhone con chips Qualcomm 5G para finales de este año, asegurando un incremento en las ventas de sus nuevos dispositivos basados en 5G, aun cuando esta red parece tener un desarrollo algo lento dentro de algunas zonas geográficas. Sin mencionar que la coyuntura actual podría ser otro factor determinante en las cifras de la compañía de la manzana.

Apple estima  las cifras de sus competidores en el mercado móvil, y es que aun cuando sus iPhone basados en 5G sólo sean la mitad de sus envíos vacacionales, o si las ventas evidentemente han disminuido, la compañía estima que estos nuevos dispositivos podrán duplicar o hasta triplicar las ventas totales de unidades telefónicas 5G enviadas en 2019.

El nuevo reto de Apple

Expertos señalan que la adopción de los iPhone 5G no será garantía de un excelente rendimiento en esta red para todos los usuarios, ya que existen algunas partes del mundo en las que la red 5G no funciona aún con total rapidez, por lo cual la versión “banda alta”, podrían ser reemplazadas por la “banda media” dependiendo del lugar. Asimismo, el surgimiento de los smartphones 5G no es del todo exclusivo de Apple actualmente.

A principios de 2020, Samsung anunció que en 2019 había enviado más de 6,7 millones de dispositivos 5G, lo que les daría el puesto como proveedor líder de estos dispositivos, pero luego de algunos meses, varios proveedores de otras marcas se unieron para enviar aproximadamente 24.1 millones, superando la cantidad enviado en 2019 que alcanzaba los 18,7 millones.

Según reportes, la banda media 5G se expandió eficazmente en países como China y Corea del Sur, brindando un rendimiento casi tan bueno como el de banda ancha, mientras que en otras áreas, llega a funcionar cerca de dos o cuatro veces más rápido que la red 4G.

Del mismo modo, los operadores de EE.UU. anunciaron que ofrecerán 5G de banda media en un futuro próximo, pero no se confirma que esté disponible a tiempo para el lanzamiento de los iPhone 5G.

A pesar de estas cifras, Apple señala que cualquier usuario con un iPhone 5G puede contar con velocidades de 2Gbps estando en alguna zona geográfica específica, y en otra área podría establecerse en los 40 Mbps, lo que significaría una velocidad muchísimo más lenta.

Lo que nos lleva a concluir que las velocidades que ofrece la red 5G, dependerán del lugar donde viva la persona y que sin dudas esta no tendrá ninguna ventaja en zonas rurales que se encuentren a 60 kilómetros de distancia.

Por lo que, Apple se enfrentará un gran reto implementando estos iPhone con el chip 5G de Qualcomm en un momento en el que 5G podría no estar creciendo como se esperaba.