El 12 de junio de 1986, el oceanógrafo Robert Ballard encontró los restos del Titanic. Sin embargo, lo que no sabía el mundo en aquel entonces era que dicha misión se llevó a cabo para encubrir el verdadero propósito detrás de la expedición: encontrar dos submarinos nucleares estadounidenses desaparecidos.

Ballard era un exoficial de inteligencia naval y oceanógrafo de la Universidad de Rhode Island en Narragansett y del Mystic Aquarium and Institute for Exploration en Connecticut. Debido a ello, y como muchos otros, siempre había sentido curiosidad acerca del hundimiento del trasatlántico. En este sentido, siempre había querido encontrar los restos de la embarcación, por lo que comenzó a desarrollar un vehículo submarino para lograr este objetivo.

Sin embargo, Ballard se estaba quedando sin dinero, así que aprovechó sus contactos con el subdirector de operaciones de la Marina, Ronald Thunman, y le pidió apoyo económico. Thunman aceptó, pero bajo ciertas condiciones que Ballard no podía imaginarse en aquel entonces, pues le pidió que investigara el hundimiento del U.S.S. Thresher y el U.S.S. Scorpion. En unas declaraciones posteriores, Ballard afirmó lo siguiente:

“Sabíamos en dónde estaban los submarinos. Lo que querían que hiciera era que regresara ahí y que los rusos no me siguieran, porque estábamos interesados en las armas nucleares que estaban en el Scorpion, además de lo que los reactores le estaban haciendo al medio ambiente”.

La idea era encubrir la búsqueda de ambas embarcaciones con la misión para encontrar el Titanic. Según Ballard, la prensa estaba totalmente ajena a lo que en realidad estaba sucediendo en dicha expedición, por lo que la misión se mantuvo en secreto.

Aún así, el ejército realmente no confiaba en que Ballard pudiera encontrar el famoso trasatlántico, por lo que nunca le concedieron un permiso explícito para buscar el Titanic. Lo que Thunman aseguró posteriormente en una entrevista con National Geographic era que le pidió que encontrara los acorazados y que, si quedaba tiempo, podría buscar la famosa embarcación.

Florence Nightingale, la primera gran enfermera

Así, Ballard cumplió la misión que le encomendaron de forma exitosa. Descubrió que los reactores estaban a salvo en el fondo del océano y no tenían impacto alguno en el medio ambiente. También encontró que el Thresher probablemente se había hundido debido a un fallo en las tuberías que produjo el colapso de energía nuclear.

Sin embargo, una vez que cumplió la misión, se dio cuenta de que solo le quedaban doce días para encontrar el famoso barco hundido.

Ballard cuenta que la búsqueda de los acorazados Thresher y Scorpion le sirvió para practicar con respecto al mapeo y los efectos de las corrientes oceánicas sobre los restos que se hunden. Descubrió que las cosas más pesadas se hunden mucho más rápidamente, así que se puso manos a la obra, pues no tenía tiempo que perder.

Mientras otros habían estado meses buscando los rastros del Titanic, Ballard, utilizando todo el conocimiento que había adquirido en la misión, lo localizó en tan solo ocho días.

“Cuando encontramos el Titanic, estábamos muy emocionados, naturalmente, porque fue un trabajo duro. Lo conseguimos, marcando el gol de la victoria al momento del pitido final”.

En los cuatro días restantes, el oceanógrafo se dedicó a sacar fotografías y filmar los restos del colosal bajo el agua. Sin embargo, él y su equipo se dieron cuenta de la magnitud del accidente y decidieron tratar este descubrimiento con más respeto.

“Nos sentimos avergonzados. Era como si bailáramos sobre la tumba de alguien. Nos volvimos sobrios, tranquilos y respetuosos e hicimos la promesa de no sacar nada de aquel barco y tratarlo con mucho respeto”.

Debido al éxito en la misión, el oceanógrafo aplicó la misma técnica para futuras exploraciones. Sin embargo, continuó colaborando con el ejército en varias misiones secretas, pero las mismas aún son clasificadas.

Fuentes:
https://cnnespanol.cnn.com/2018/12/14/la-verdadera-historia-del-increible-descubrimiento-del-titanic-en-el-fondo-del-oceano/#:~:text=El%20famoso%20barco%20que%20se,en%20el%20Oc%C3%A9ano%20Atl%C3%A1ntico%20Norte.&text=Los%20restos%20del%20Titanic%2C%20que,1912%2C%20fueron%20descubiertos%20en%201985.
https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2018-12-22/verdadera-historia-encontro-titanic_1701218/

Más en TekCrispy