Los avances en el campo de la ciencia y la medicina para intentar hacer frente a la pandemia del coronavirus se han movido a pasos agigantados. Con tan solo 7 meses desde que se descubrió la presencia del SARS-CoV-2 en el mundo, estas áreas no se han detenido hasta encontrar los resultados que necesitaban.

Por este motivo, en la actualidad nos encontramos con infinidad de medicamentos, aprobados o en desarrollo, que están a prueba como posibles medios para combatir el coronavirus. Asimismo, se están desarrollando más de 112 iniciativas para inmunizar a la población y detener los casos de COVID-19.

De entre estas últimas una de las que se encuentra más avanzada es la desarrollada por la firma farmacéutica estadounidense, Moderna. La empresa ya se encuentra en las fases finales de sus pruebas y, si todo sale bien, pronto podrían estar presentando la primera vacuna oficial contra el coronavirus. Ahora, con esta posibilidad en puertas, España se ha aliado con la compañía para convertirse en parte del proceso de fabricación final.

Moderna y Rovi Pharma inician colaboraciones

Para poder realizar esta colaboración, según ha indicado el Ministerio de Sanidad, Moderna se aliará con la firma española Rovi Pharma Industrial Services. Esta planta farmacéutica se encuentra en Madrid y será de utilidad para el proceso de envasado de la vacuna contra el COVID-19 fuera de Estados Unidos.

Por lo que parece, sus capacidades de llevado y acabado de los viales de la vacuna han sido los temas decisivos para que la colaboración se diera entre estas dos compañías. Si todo sale bien, las intenciones de Moderna son comenzar a llevar su vacuna a mercados más allá del estadounidense desde el 2021.

Desde ese momento, Rovi Pharma se convertirá para Europa en el punto principal de abastecimiento de esta necesaria vacuna. Desde que se hizo este anuncio, la compañía ha tenido un repunte del 7,4% en la bolsa.

Impulsando la industria farmacéutica y la salud del mundo

“El acuerdo entre estas compañías supone un importante impulso para la industria farmacéutica española y el aumento de la capacidad global de producción de la futura vacuna contra el COVID-19 para garantizar el acceso equitativo a toda la población”, declara la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Esta agencia, junto con el Ministerio de Sanidad, se ha dado a la tarea desde abril de investigar todas las fábricas farmacéuticas del país, sus capacidades productivas y la calidad de sus procesos. Todo esto con la finalidad de encontrar el candidato más adecuado para la producción de la vacuna.

Al final, Rovi Pharma ha sido la ganadora de esta búsqueda. Ahora, se espera que con ella puedan dar soporte a la “producción de cientos de millones de dosis de la vacuna candidata [de Moderna]”.

Con esto, España podría estar colaborando en los intentos mundiales por garantizar un acceso equitativo a la vacuna para toda la población. Ya que las capacidades de llenado de Rovi Pharma no solo servirían para surtir a la nación española sino también a otros países.

Lo vital del envasado

El hecho de que se esté buscando específicamente una compañía para el envasado demuestra lo vital de esta parte del procedimiento. Con este, se da por terminado el procesamiento de la vacuna para que pueda ser llevada al público.

Acá nos encontramos con un factor delicado que implica los procesos correctos para mantener la integridad de los compuestos durante el envasado y asegurar que también se mantengan luego de este, al ser transportados a sus destinos finales.

Según la AEMPS, “España dispone de una gran capacidad con fábricas especializadas en el llenado de granel en viales o jeringas precargadas”. Por lo que, se convierte en una alternativa perfecta y confiable para llevar a cabo esta delicada etapa del proceso de fabricación.

Sobre Rovi Pharma y AEMPS

En estos momentos, Rovi Pharma se trata de una de las empresas farmacéuticas más notorias de España. Esta se encuentra autorizada como fabricante de medicamentos tanto de uso humano como de investigación. Entre sus actividades, ya cumple con la fabricación de medicamentos estériles (tanto inmunológicos como biotecnológicos).

En cuanto a la situación actual, Juan López-Belmonte Encina, consejero delegado de Rovi Pharma, ha declarado en nombre de la farmacéutica:

“[Estamos] muy contentos por la colaboración con Moderna, cuya vacuna contra el covid-19 es una de las más avanzadas en la carrera por resolver esta crisis sanitaria. (…) [Nos] ilusionaría enormemente que Rovi pudiera formar parte de la solución a la pandemia”.

Por su parte, AEMPS se encargará de la regulación de las actividades de Rovi Pharma y de la calidad de sus procesos. En ese tiempo, también continuará buscando otras fábricas candidatas. En este caso, para que se unan a más procesos de producción de la vacuna, como la propia etapa de fabricación. Todo con la finalidad no solo de impulsar a la industria farmacéutica española, sino de agilizar los procesos para permitir una producción y distribución mayor de la esperada vacuna contra el COVID-19.