Al carecer de alternativas farmacológicas para afrontar la intrépida propagación del coronavirus SARS-CoV-2, las autoridades sanitarias han optado por implementar una serie de medidas de prevención para frenar la trasmisión del patógeno, siendo el autoaislamiento una de las más relevantes.

Las medidas de contención están dirigidas para toda la población y eso incluye a las personas con artritis, un grupo de enfermedades que se distingue entre otros síntomas, por una dolorosa afección en las articulaciones.

Síntomas acentuados

Si bien los síntomas comunes de la artritis incluyen hinchazón, dolor y rigidez de las articulaciones, lo que conlleva disminución del rango de movimiento, la artritis también genera una carga emocional asociada a estas limitaciones, las cuales pueden tener un impacto en el bienestar psicológico de los que padecen esta afección.

El 42 por ciento de los participantes informó un detrimento en sus niveles de energía y fluctuaciones emocionales que variaron desde sentirse positivo hasta sentirse aislado, deprimido y ansioso.

En el contexto de la pandemia de COVID-19, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de East Anglia en Reino Unido encontró que durante el encierro impuesto por la pandemia del coronavirus, las personas que padecen artritis experimentaron una “montaña rusa” de emociones y vieron que sus síntomas empeoraron.

Para llegar a estas conclusiones, el equipo de investigación examinó el impacto de las medidas restrictivas en pacientes del Norfolk Arthritis Register (NOAR), una gran cohorte poblacional de pacientes identificados con artritis inflamatoria.

Apoyo adicional

A estos pacientes se les solicitó que participaran en una encuesta en línea de 12 semanas para verificar cómo están sobrellevando el autoaislamiento impuesto por la pandemia. De los 264 pacientes que formaron parte del estudio, 26 participaron en entrevistas telefónicas de seguimiento con preguntas sobre nivel de actividad física, dolor, fatiga, bienestar, empleo, gestión de actividades diarias, apoyo social y acceso a la atención médica.

La artritis es un grupo de enfermedades que se distingue entre otros síntomas, por una dolorosa afección en las articulaciones.

Los investigadores encontraron que el 39 por ciento de los pacientes informó un empeoramiento de los síntomas y el 42 por ciento experimentó un detrimento en sus niveles de energía y fluctuaciones emocionales que variaron desde sentirse positivo hasta sentirse aislado, deprimido y ansioso.

Sobre la base de estos resultados, el equipo de investigación estableció una serie de recomendaciones para que los profesionales de la salud puedan apoyar mejor a los pacientes con artritis que corren el riesgo de tener problemas de salud y bienestar durante la pandemia de COVID-19, y con ello ayudar a las personas a sobrellevar mejor el dolor, la preocupación y los síntomas durante este tiempo.

Las recomendaciones para los médicos y los trabajadores de la salud incluyen ser más claros con el asesoramiento y ofrecer apoyo adicional para ayudar a los pacientes a interpretar la guía de protección.

Referencia: How COVID-19 lockdown has impacted people with arthritis. University of East Anglia, 2020. https://bit.ly/3gKQFI3