La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en marzo que los esteroides utilizados en inhaladores y nebulizadores podrían tener un efecto negativo en el sistema inmunitario de los pacientes que lo usan, lo que podría hacerlos más susceptibles a la COVID-19.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en la revista Respiratory Medicine sugiere que los beneficios superan los riesgos en este caso en particular, descartando lo planteado por la autoridad sanitaria meses atrás.

Los investigadores de la Universidad de Huddersfield dicen que aunque existe el riesgo de que el sistema inmunitario se debilite y aumente la probabilidad de contraer infecciones, los beneficios del uso de esteroides siempre fueron mayores que los riesgos. Por ende, los pacientes con asma y con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) deberían continuar con sus medicamentos habituales.

Confusión entre usuarios de corticosteroides

Los corticosteroides inhalados (ICS) y los corticosteroides orales (OCS) se prescriben con frecuencia para ayudar a los pacientes que padecen de asma y a aquellos con EPOC para prevenir los ataques típicos de dichas afecciones.

Bien sabemos que las personas con enfermedades crónicas son especialmente vulnerables durante la pandemia, y aunque se ha descartado que el asma sea un factor de alto riesgo para COVID-19, la recomendación sigue siendo evitar la nueva infección. El problema es que el uso regular de estos medicamentos puede debilitar el sistema inmunitario y dejar a los usuarios de los inhaladores vulnerables a contraer el virus o enfermar gravemente al infectarse.

Esto fue advertido por la OMS meses atrás, lo cual, más allá de generar confianza, preocupó a las personas con asma o EPOC al no saber si era conveniente en verdad seguir usando sus inhaladores y nebulizadores para controlar su enfermedad.

El Dr. Syed Shahzad Hasan, uno de los autores del nuevo estudio, dijo que este comunicado de la OMS “confundió a mucha gente” y que “la gente pensó que el uso continuo de esteroides los dejaría en mayor riesgo de contraer el virus o desarrollar más que una versión leve de COVID-19”.

Los beneficios superan los riesgos

Para aclarar el panorama, los investigadores hicieron una investigación sobre el uso de esteroides y el riesgo de infecciones, especialmente infecciones virales del tracto respiratorio superior, incluyendo enfermedades como el SARS y COVID-19.

Y descubrieron que hay fuerte evidencia de que resulta mejor que los pacientes con dichas afecciones continúen el uso de los esteroides durante la pandemia.

“Existe el riesgo de que el sistema inmunitario se debilite, y existe la posibilidad de contraer infecciones, pero los beneficios de continuar con esteroides durante todo el tiempo fueron mayores que los riesgos. Concluimos diciendo que los pacientes deberían continuar con sus medicamentos habituales, incluidos los esteroides”.

El trabajo incluyó hallazgos de una variedad de organismos, incluida la British Thoracic Society y el National Institute for Health and Care Excellence (NICE), así como el análisis de especialistas como Toby Capstick, un farmacéutico consultor en medicina respiratoria en Leeds Teaching Hospitals de NHS Trust, Syed Tabish Zaidi, profesor asociado de Farmacia en la Universidad de Leeds, y Chia Siang Kow, un farmacéutico clínico de Malasia.

Referencia:

Use of corticosteroids in asthma and COPD patients with or without COVID-19. https://www.resmedjournal.com/article/S0954-6111(20)30185-2/pdf