Muchas personas usan la marihuana bajo la creencia de que esta tiene propiedades medicinales, sobre todo a la hora de aliviar el dolor. Algunos estudios ya han evaluado su impacto como tratamiento para enfermedades como el Parkinson, e incluso trastornos psicológicos como el trastorno de estrés postraumático.

Sin embargo, la evidencia científica sobre este tema aún es bastante ambigua. Muchas investigaciones también han encontrado que el cannabis puede estar relacionado con accidentes cerebrovasculares, daño cardíaco, además de que en su humo se encontraron 110 compuestos tóxicos recientemente.

Los investigadores y médicos siguen atentos, y un nuevo proyecto promete recolectar información relevante sobre este tema. Se trata de un ensayo clínico titulado Medical Cannabis Real-World Evidence (MC-RWE) orientado a evaluar la efectividad de los productos medicinales que contiene cannabis.

Industria de cannabis medicinal tiene poca estandarización

Quienes usan cannabis con fines medicinales, han expresado durante mucho tiempo que esta planta es eficaz para tratar el dolor crónico, e incluso se ha propuesto como una alternativa a los controversiales opioides.

Pero bien sabemos que para poder confiar de lleno en la eficacia de algún producto o sustancia, es necesario llevar a cabo investigaciones científicas con datos robustos recolectados de fuentes confiables.

El problema es que la industria del cannabis sigue bastante atrasada en lo que se refiere a su estandarización, incluso a pesar de que muchas personas utilizan productos que la contienen tanto con fines recreativos como medicinales. Es por ello que se ha lanzado un nuevo portal que permitirá recolectar información más precisa sobre este tema.

Para este estudio, se usará el portal en línea Medical Cannabis creado por la cadena de farmacias minoristas canadiense Shoppers Drug Mart, una plataforma en línea para la venta de cannabis medicinal.

Este portal permitirá a los participantes del MC-RWE seleccionar productos de cannabis medicinal que incluyen flores secas, extractos de aceite, comestibles y preparaciones tópicas y conocer exactamente qué contiene su producto: cuántos miligramos de tetrahidrocannabinol (THC) y cannabidiol están consumiendo con cada dosis, y si en realidad es efectivo.

“El desafío con el uso médico del cannabis es que los médicos y los pacientes no están seguros de la calidad de los productos que se consumen”, dice el Dr. Hance Clarke, Director de Servicios de Dolor del Hospital General de Toronto. “Por primera vez tendremos un repositorio nacional de datos que puede proporcionar respuestas sobre la efectividad de estos productos, para probar sus afirmaciones”.

Productos con una identidad digital inmutable

Con esta plataforma, los médicos y pacientes podrán rastrear los productos de cannabis desde su semilla hasta que son empaquetados.

El Dr. Clarke destaca la necesidad latente de encontrar evidencia que “ayude a prescribir el producto validado apropiado, a la dosis correcta, para el paciente correcto”. La empresa ha aplicado la tecnología blockchain a su plataforma para ayudar en este objetivo, con TruTrace Technologies Inc., a fin de “capturar todo, desde la química detallada hasta su ADN”.

De esta forma, podrán proporcionar a los pacientes productos “con una identidad digital inmutable”, en palabras de Ken Weisbrod, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Estrategias de Shoppers Drug Mart.

Esta iniciativa persigue también guiar a la industria del cannabis medicinal en la estandarización adecuada, tal como se exige a los productos farmacéuticos normalmente. Una vez confirmada o descartada su eficacia en función de las dosis administradas, los médicos y pacientes tendrán mayor confianza de usar o descartar esta opción para sus dolencias.

Referencia:

Medical cannabis put to test in first ever real-world evidence clinical trial led by UHN. https://medicalxpress.com/news/2020-07-medical-cannabis-real-world-evidence-clinical.html