La mayor parte de la atención mundial actual está centrada en el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, que ha causado una enfermedad pandémica que ha infectado a 10.7 millones de personas. Sin embargo, los problemas que hemos ido arrastrando desde muchos años antes de la pandemia siguen presentes y prometen empeorar si no se toman acciones prudentes.

En esta oportunidad hablaremos de los problemas de animales en peligro de extinción. La reciente actualizacón de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza muestra que 33 especies de lémures ahora se clasifican como “En Peligro Crítico”, con 103 de las 107 especies sobrevivientes en peligro de extinción.

Además, 13 especies de lémures han ascendido a las categorías de amenazas más altas como consecuencia de las “presiones humanas intensificadas”, según señalaron los especialistas en el área.

Lémures en peligro crítico

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza es una organización internacional que se dedica a la conservación de los recursos naturales. Cada año actualiza su famosa Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, que funciona como un inventario del estado de conservación de especies de animales y plantas a nivel mundial.

Actualmente tiene varias categorías para clasificar el estado de conservación de las diferentes especies: extinta, extinta en estado silvestre, en peligro crítico, en peligro, vulnerable, casi amenazada, preocupación menor, datos insuficientes y no evaluado para aquellas especies sobre las que no hay mucha información. Las categorías en peligro crítico, en peligro, vulnerable integran el grupo de “especie amenazada”, donde se ubican los lémures en la nueva actualización.

La lista incluye el Sifaka de Verreaux (Propithecus verreauxi) y el Lemur de ratón de Madame Berthe (Microcebus berthae), el primate más pequeño del mundo, que ya figuraba “en peligro” en la lista previa.

Deforestación y caza

Factores como la deforestación desenfrenada y la caza desenfrenada en Madagascar, de donde son exclusivos, han influido en la reducción masiva de las poblaciones de más de 100 especies de lémures reportadas.

La UICN informa que estas especies están experimentando disminuciones sustancias debido a que sus hábitats forestales están siendo destruidos por prácticas humanas como la tala y la quema para el ejercicio de la agricultura.

Y aunque el tabú respecto la caza de la sifaka de Verreaux habían ayudado a la especie en el pasado, los nuevos habitantes de la región, no necesariamente seguidores de dichas ideas, han estimulado el peligro de nuevo.

Junto a estos el creciente comercio de estos animales como mascotas parece también ejercer cierta influencia. “Todo parece estar en contra de los lémures”, como indicó Russ Mittermeier en la UICN.

“Esta actualización de la Lista Roja de la UICN expone la verdadera escala de amenazas que enfrentan los primates en África. También muestra que el Homo sapiens necesita cambiar drásticamente su relación con otros primates y con la naturaleza en general ”, dijo el Dr. Grethel Aguilar, Director General Interino de la UICN en el comunicado oficial.

Sin embargo, Mittermeier cree que el hecho de que los lémures son muy valiosos para el ecoturismo en la zona podría ayudar a proteger a los primates en África. El problema es que la pandemia de coronavirus podría entorpecer esta estrategia de conservación, ya que los bloqueos reducen la afluencia de visitantes, y se espera que esto perdure por un buen tiempo.

Referencia:

Almost a third of lemurs and North Atlantic Right Whale now Critically Endangered – IUCN Red List. https://www.iucn.org/news/species/202007/almost-a-third-lemurs-and-north-atlantic-right-whale-now-critically-endangered-iucn-red-list