Luego de que el pasado viernes, la estilista Christin Brown publicara en su cuenta de Instagram una entrevista con Halle Berry, la actriz se convirtió en el centro de las miradas para la comunidad LGBTQ+ y no precisamente por su belleza.

Durante su conversación con Brown, Berry afirmó estar muy emocionada por su próximo proyecto donde interpretaría a una mujer que realizó la transición para convertirse en hombre. Sin embargo, sus referencias al usar las palabras “mujer” y “ella” provocaron reacciones negativas en la comunidad y peticiones para que la “chica Bond” abandonara el papel.

Al César lo que es del César

Aunque Berry afirmó que estaba muy interesada en entender “ese mundo”, la polémica se hizo sentir, ya que la comunidad se aseguró de expresar su descontento con el hecho de que una mujer cisgénero interpretara el rol de un personaje transgénero, sobre todo habiendo tantas personas de la comunidad LGBTQ+ queriendo cumplir el sueño de un gran papel en la pantalla grande.

Por lo mismo, Berry publicó en su cuenta de Twitter una breve declaración donde afirmó que, durante el fin de semana, había tenido la oportunidad de pensar sobre su próximo rol como hombre transgénero y que gustaría disculparse por sus afirmaciones. “Como mujer cisgénero, ahora entiendo que no debería haber considerado este papel, y que la comunidad transgénero debería tener la oportunidad de contar sus propias historias”.

Por su parte, el grupo de activistas LGBTQ+ mejor conocido como GLAAD recibió muy bien la decisión de Berry, afirmando por Twitter que, así como la actriz escuchó las preocupaciones de la comunidad y actúo sobre eso, “otras personas poderosas deberían hacer lo mismo”.

Berry no es la primera actriz que rechazo un rol como personaje transgénero, ya que, en 2018, Scarlett Johansson tomó una decisión similar cuando salió del proyecto ‘Rub & Tug’, donde interpretaría al operador de la sala de masajes Dante “Tex” Gill”, en su cinta biográfica.