Filtro de aire capaz de matar al coronavirus. Foto: University of Houston.

La transmisión del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, a través del aire ha sido tema de discusión durante los últimos meses de pandemia. Hasta ahora se descartaba el riesgo de contagio vía aérea había sido subestimado; pero con la reapertura de los espacios públicos y los negocios y el repunte de casos en muchos países, se cree que este podría propagarse fácilmente en el aire de los interiores.

En un artículo publicado días atrás hablamos de que los consultorios odontológicos que empiecen a atender a pacientes nuevamente durante la pandemia deberían contar con filtros que purifiquen el aire. Ahora esta tendencia podría extenderse a otros sectores con un nuevo invento.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Houston, en colaboración con otros, diseñaron un filtro de aire que puede atrapar al coronavirus y exterminarlo casi de manera instantánea.

Un filtro de espuma de níquel

Ante el incremento desproporcionado de contagios suscitado en Estados Unidos desde mediados de marzo, un equipo de Medistar, una firma de desarrollo inmobiliario médico con sede en Houston se acercó Centro de Superconductividad de Texas en la Universidad de Houston (TcSUH) para desarrollar el concepto de un filtro de aire para atrapar virus.

Los investigadores sabían que el virus puede permanecer en el aire durante unas tres horas, y también que el virus no puede sobrevivir a temperaturas superiores a 70 grados centígrados, aproximadamente 158 grados Fahrenheit. Es por ello que unieron fuerzas para diseñar un filtro caliente capaz de eliminarlo rápidamente, cuyos detalles se presentan en la revista Materials Today.

Zhifeng Ren, director del Centro de Superconductividad de Texas en UH y co-autor del artículo, sugirió usar espuma de níquel ya que esta cumplía con varios requisitos clave para este propósito: es un material poroso, que permite el flujo del aire, es flexible y es conductor de la electricidad, lo que permite que calentarlo.

El problema era la baja resistividad del níquel, lo que hacía difícil elevar la temperatura lo suficiente como para matar rápidamente al virus. Pero los investigadores lo resolvieron doblando la espuma, conectando múltiples compartimentos con cables eléctricos para aumentar la resistencia lo suficiente como para elevar la temperatura hasta 250 °C. De hecho, al aumentar la temperatura del filtro a alrededor de 200 °C, pudieron matar el virus casi instantáneamente.

Además, el diseño permite minimizar la cantidad de calor que escapa del filtro y permitir que el aire acondicionado funcione con una tensión mínima.

Eficaz para eliminar el coronavirus

El prototipo se construyó en un taller local, y se probó primero en el laboratorio de Ren para determinar la relación entre voltaje/corriente y temperatura. Luego de ello, fue al Laboratorio Nacional de Galveston para evaluar su capacidad de matar al virus. Fue entonces cuando Ren constató que este satisface los requisitos para los sistemas convencionales de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC).

En su documento informan que las pruebas de virus en el Laboratorio Nacional de Galveston encontraron que el 99.8 por ciento del SARS-CoV-2 se eliminó con tan solo pasar una vez el filtro hecho de espuma de níquel calentada a 200 grados centígrados, (alrededor de 392 grados Fahrenheit).

Por si fuera poco, el filtro fue efectivo para eliminar otros microorganismos en el aire. Según los investigadores, este mató al 99,9 por ciento de las esporas de ántrax en las pruebas de laboratorio.

“Este filtro podría ser útil en aeropuertos y aviones, en edificios de oficinas, escuelas y cruceros para detener la propagación de COVID-19”, dijo Ren. “Su capacidad para ayudar a controlar la propagación del virus podría ser muy útil para la sociedad”.

Recientemente varios científicos solicitaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconocer que el coronavirus SARS-CoV-2 puede transmitirse también por el aire y llevar a cabo investigaciones para comprender más el proceso.

Sin lugar a dudas, esta representa una tecnología novedosa y oportuna para garantizar un aire de calidad en los espacios interiores, en un contexto en el que muchas personas vuelven a trabajar aunque el coronavirus sigue vigente.

Referencia:

Researchers Create Air Filter that Can Kill the Coronavirus. https://uh.edu/news-events/stories/july-2020/07072020ren-coronavirus-filter.php