La semana pasada se dio a conocer la noticia de que se detectaron dos casos de peste bubónica asociados con el consumo de carne de marmota en la región de Khovd, en Mongolia, lo que mereció el bloqueo de la frontera con Rusia.

Ahora se ha confirmado un caso de peste bubónica en la región de Mongolia Interior de China, según informes de prensa recientes, lo que ha llevado a las autoridades a emitir una alerta sobre la enfermedad.

Paciente estable y aislado

El domingo 5 de julio, un equipo de expertos diagnosticó a un hombre en la ciudad de Bayannur, en el oeste de Mongolia Interior, con peste bubónica durante su visita al Hospital Popular Wurat Zhongqi.

Las autoridades de salud indicaron en un comunicado que el paciente había estado en el área del brote antes del inicio de sus síntomas. Y aunque fue diagnosticado con una forma de peste que no se transmite de persona a persona, está aislado y recibiendo tratamiento en un hospital local. Además, se encuentra estable.

Alerta de tercer nivel en Bayannur

Pero por medidas de prevención, los funcionarios de la ciudad de Bayannur, donde se detectó el nuevo caso, emitieron una “alerta de tercer nivel” (la segunda más baja en un sistema de cuatro niveles).

Bajo este estado de alerta, se recomienda a los residentes evitar cazar, transportar o comer animales con riesgo de estar infectados, en especial las marmotas de la región, sobre las que se sabe que portan la bacteria que causa la peste. Las personas también deberán notificar a las autoridades si encuentran roedores muertos o visiblemente enfermos.

Asimismo, se insta a los residentes a evitar lugares concurridos a fin de evitar la transmisión de la enfermedad de persona a persona. Y por supuesto, deberán informar cualquier presunto caso humano de dicha peste.

Mientras que hace poco se informó que la cuarentena implementada en la región fronteriza entre Mongolia y Rusia fue levantada tras la mejora de los dos casos confirmados días atrás.

La peste bubónica aún existe, aunque en menor magnitud

Sabemos que la peste bubónica tiene una connotación muy negativa por haber acabado con la vida de millones de personas en los años 1300. Aún en nuestros tiempos se registran casos de la enfermedad, incluso en Estados Unidos, aunque ciertamente limitados.

A nivel mundial, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) , se reportan entre 1,000 y 2,000 casos de peste cada año. En los Estados Unidos, alrededor de siete casos de peste ocurren cada año, en promedio.

Lo bueno es que los tiempos han cambiado, y ahora se cuenta con antibióticos efectivos para tratar la enfermedad causada por Yersinia pestis. Sin embargo, la prevención sigue siendo la clave para evitar desastres, algo que nos ha enseñado la actual pandemia de COVID-19.

Referencia:

Comunicado de autoridades de Mongolia Interior de China: 巴彦淖尔市乌拉特中旗确诊一例鼠疫例. https://mp.weixin.qq.com/s/r3hibfvNGimdjjPYTYnEWQ