El buscador más utilizado y conocido en el mundo, sin lugar a dudas, es Google Chrome. A través de este, de sus múltiples opciones de personalización y de la infinidad de comodidades para adaptarlo al resto del ecosistema de productos de Google, la empresa ha logrado posicionarse como la ganadora indiscutible del mercado en cuanto a plataformas de búsqueda web.

Ahora, este no es un título que se mantenga fácilmente, y menos en medio de una época tan veloz como esta, en la que la innovación siempre está a la vuelta de la esquina. Por este motivo, la plataforma constantemente busca formas de reinventarse de mejorar sus ofertas y también de ampliar los beneficios y comodidades que ofrece.

En este caso, su nueva incursión va orientada a la funcionalidad. Otros buscadores populares, como el icónico Safari de Apple, ofrecen al usuario un mayor tiempo de uso de estos y un menor impacto en la vida de la batería, de forma que el equipo pueda permanecer encendido por más tiempo.

Con la intención de cerrar esta brecha, Chrome ha iniciado sus propias pruebas para tratar de reducir el gasto de energía de la plataforma. Acá, como una oportunidad para hacer eso, el buscador ha puesto su atención en las pestañas que quedan en segundo plano (pero aún activas) cuando el usuario tiene muchas de estas abiertas a la vez.

Los temporizadores JavaScript

Específicamente, la oportunidad detectada por Chrome tuvo que ver con la actividad de los llamados temporizadores JavaScript. Estos se activan cuando un usuario navega por una página web y determinan si este se ha movido por ella o si está estático, además del tipo de interacciones que ha tenido con la publicidad y también con los otros contenidos de esta.

Sin embargo, cuando las pestañas se encuentran en segundo plano, muchos de estos temporizadores permanecen activos. Como consecuencia, periódicamente hacen lecturas de una página que en el momento no se está visitando. Entonces, esto se traduce en energía del CPU que se resta del equipo y entorpece la experiencia del usuario, así como en la recolección de datos estáticos que tampoco son de utilidad para los propietarios del sitio web.

Ahora, la actualización que Google Chrome planea busca una forma de ponerle fin a este problema.

El cambio que se hará

Por lo general, estos temporizadores ya se encuentran limitados en Chrome. De este modo, solo pueden abarcar el 1% del CPU cuando entran en acción. No obstante, cuando se encuentran las pestañas en segundo plano, este uso innecesario del CPU se transforma en un gasto de energía que drena el tiempo de vida de la batería.

Por esto, las nuevas pruebas beta pondrán a funcionar una nueva modalidad experimental. Con esta, cada vez que las pestañas pasen en segundo plano más de 5 minutos, los temporizadores JavaScript dejarán de actualizarse cada segundo y lo harán cada minuto. De esta forma, esperan poder reducir considerablemente el uso de la batería en los equipos en los que esta función se active.

El cambio podría ahorrar hasta un 30% de energía de la batería

Vía: BleepingComputer. / Información: Google.

De hecho, según los datos ofrecidos por el propio Google en su documento explicativo del proyecto y en su descripción detallada de los casos estudiados, podemos ver que se espera que la vida de la batería aumente hasta un 30%.

De esta forma, se mejorarán las estadísticas actuales de la duración de la batería y se acercarán mucho más a los estándares de eficiencia impuestos por su competencia, Safari.

El buscador espera poder implementar estas mejoras 6 de sus plataformas usuales (tanto de escritorio como para móviles). Por esto, dentro de la lista se encuentran Windows, Mac, Linux, Chrome OS, Android y WebView (de Android).

¿Cuándo comienzan las pruebas?

Justo ahora ya se han colocado los cambios en la plataforma para desarrolladores Google Chrome Canary 86. Para activar el experimento “Acelerar los temporizadores JavaScript en segundo plano”, estos solo deberán abrir una nueva pestaña en Chrome y colocar lo siguiente:

chrome://flags/#intense-wake-up-throttling

Luego, solo tendrán que seleccionar la opción “Enabled” en el menú desplegable. Una vez esto esté listo, podrán reiniciar el navegador y comenzar a disfrutar de la nueva experiencia experimental.

Google planea agregar una nueva función de Chrome que podría provocar caídas de casi el 30% en el uso de la batería al acelerar los temporizadores de JavaScript en las pestañas de fondo.