En lo que va de año hemos visto cómo los síntomas de COVID-19, la nueva enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2, pueden variar drásticamente de persona a persona. Algunos experimentan síntomas respiratorios como tos seca y dificultad para respirar, mientras que otros experimentan trastornos digestivos. Esto, por supuesto, también añade dificultad a la hora de detectar los casos.

Los científicos y médicos aún no tiene claro cuál es la razón concreta detrás de esta variabilidad, sin embargo, estiman que una de las posibles causas puede ser un nivel diferente de factor von Willebrand (FvW) en la sangre de los pacientes.

Esta hipótesis fue presentada por un equipo de investigadores del Laboratorio de Biología Amiloide de la Universidad de San Petersburgo en la revista Ecological Genetics, quienes sugieren que la gravedad de COVID-19 puede estar asociada con el factor VWF, uno de los componentes principales del sistema de coagulación de la sangre.

¿Qué es el factor de von Willebrand?

El factor de Von Willebrand es una proteína que se sintetiza en las células endoteliales y las plaquetas, y cuya función es ayudar a que las plaquetas se adhieran de manera estable para detener un sangrado.

Anna Aksenova, una de las autoras del documento, explica que aunque no se ha estudiado mucho la forma en que se regulan los niveles de FvW en la sangre, se sabe que este se almacena en las células endoteliales vasculares en orgánulos especiales. “Tan pronto como se produce algún daño en el vaso, para eliminarlo, se lanza una cascada de coagulabilidad sanguínea en el cuerpo, en la cual FvW participa activamente”, sostiene.

Los niveles de FvW varían mucho entre personas

También se sabe que el nivel y actividad de FvW en la sangre en las personas pueden ser diferentes, incluso entre las personas sanas. Por ejemplo, se ha notado que es más alto entre en hombres que en mujeres; en adultos que en niños; afroamericanos que entre europeos; en los ancianos que en las personas de mediana edad.

Pero incluso se han observado diferencias entre grupos sanguíneos. Los niveles del FvW son más bajos entre las personas con el grupo sanguíneo O y más altos entre las personas con el grupo sanguíneo A. Esto debido a que el factor es modificado por de oligosacáridos de determinantes antigénicos del sistema ABO, lo que afecta su estabilidad y actividad.

El VWF estimula la coagulación en COVID-19

Al principio de la pandemia se creía que el SARS-CoV-2 afecta principlamente a los pulmones porque estos contienen receptores ACE2 en abundancia en la superficie de los alveolocitos, las células que los recubren.

Pero algo similar ocurre con las células endoteliales, que recubren la parte interna de los vasos sanguíneos. El receptor ACE2 pertenece al sistema renina-angiotensina que regula la presión sanguínea, por lo que al contacto con el coronavirus se produce una inflamación de las paredes de los vasos sanguíneos y los capilares. Entonces se libera mayor VWF en la sangre, dando lugar a la explosión de coagulación de la que tanto se ha hablado durante estos meses.

“El síndrome de dificultad respiratoria aguda, que a menudo se desarrolla en pacientes con COVID-19, también puede asociarse con FvW”, dijo Aksenova, a lo que añadió:

“Hay estudios que utilizan el ejemplo de animales y personas modelo y sugieren: cuanto mayor es el FvW, mayor es la probabilidad de dificultad respiratoria. ¿Por qué sucede esto? Debido a que los capilares atraviesan los pulmones, y si ocurre algún evento trombótico allí, esto es adversamente afecta las funciones de los tejidos. La producción excesiva de FvW puede conducir al desarrollo de trombosis, incluso en los capilares de los pulmones”.

En vista de ello, la investigadora propone que el nivel y la actividad del FvW podrían ser predictores importantes para la morbilidad y mortalidad de COVID-19, aunque para ello es necesario realizar investigaciones profundas y a gran escala.

La idea no es para nada descabellada, y ya ha empezado a surgir evidencia que la apoya. Por lo que investigadores de todo el mundo están poniendo cada vez mayor atención al FvW entre los pacientes.

Referencia:

von Willebrand factor and endothelial damage: a possible association with COVID-19. https://journals.eco-vector.com/ecolgenet/article/view/33973