Debido a que ha pasado poco tiempo desde la aparición del brote de la enfermedad COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2, no sorprende que haya datos escasos y que muchos factores sigan siendo inciertos.

Dado que estudios recientes sugieren que mantener una buena salud bucal puede prevenir un curso severo de la enfermedad, expertos en odontología y medicina oral han enfatizado la importancia de la prevención dental y la relevancia sistémica de la odontología en estos tiempos de pandemia coronavírica.

Un papel importante

Los expertos señalan que, además de que la odontología tiene un papel particularmente importante para mantener la cavidad bucal sana, la profilaxis dental fortalece la inmunocompetencia en el punto de entrada del virus y ayuda a evitar infecciones o mitigar su curso.

Los expertos recomiendan que se considere la mala higiene bucal como un factor de riesgo para las complicaciones de COVID-19.

Los especialistas indican que una cavidad oral saludable actúa como una barrera contra todo tipo de enfermedades, lo cual incluye a COVID-19. Hay datos que muestran que en áreas donde la falta de higiene oral causa enfermedades como caries o periodontitis, también hay cursos más fatales de COVID-19.

En este sentido, los resultados de un estudio reciente destacaron la importancia de mejorar la higiene bucal durante la infección por SARS-CoV-2 para reducir la carga bacteriana en la boca y el riesgo de una sobreinfección bacteriana.

Factor de riesgo

Los autores del estudio observaron que los pacientes que reportaron tener una forma grave de COVID-19 (20 %) tenían niveles más altos asociados de marcadores inflamatorios y bacterias. Por lo recomendaron que se considere la mala higiene bucal como un factor de riesgo para las complicaciones de COVID-19, especialmente en pacientes con diabetes, hipertensión o enfermedad cardiovascular.

Estudios recientes sugieren que mantener una buena salud bucal puede prevenir un curso severo de la enfermedad coronavírica COVID-19.

Hace tiempo que se sabe que la mala salud bucal es un factor de riesgo en el inicio y / o progresión de las infecciones respiratorias. La placa dental puede albergar patógenos respiratorios que pueden liberarse en la saliva y luego pueden aspirarse en los pulmones.

Los patógenos también pueden ingresar al torrente sanguíneo a través del sangrado de las encías en pacientes con mala salud bucal y diseminarse a los pulmones, causando una infección local. En pacientes ventilados, también estos patógenos pueden unirse al tubo endotraqueal y ser aspirados al tracto respiratorio.

Es sabido que COVID-19 afecta a las personas jóvenes y sanas de manera diferente que los adultos mayores y aquellos con afecciones médicas subyacentes. La salud oral afecta la salud general de manera profunda, siendo la boca la principal vía de acceso de los patógenos al cuerpo y el coronavirus no es una excepción.

Referencias:

Oral healthcare during the COVID-19 pandemic. Journal of Dental Sciences, 2020. https://doi.org/10.1016/j.jds.2020.04.012

Dental Care and Oral Health under the Clouds of COVID-19. JDR Clinical & Translational Research, 2020. https://doi.org/10.1177/2380084420924385

Oral hygiene risk factor. British Dental Journal, 2020. https://doi.org/10.1038/s41415-020-1545-3