América Latina, con el paso de los años, ha sido vista de muchos modos por el mundo. Las visiones más positivas colocan a muchas de sus localidades como un destino turístico inigualable. Algunas de las más negativas la ven como un peligroso tercer mundo.

En cualquiera de los casos, las percepciones que se tienen suelen venir de un conocimiento limitado sobre la región. De allí que de esta solo sobresalga una de sus muchas aristas para los individuos.

Sin embargo, en Latinoamérica hay mucho más que crimen o buenos sitios para turistear. Para poder recordarlo con más claridad, hagamos un recorrido por 18 inventos que han provenido de esta región y que, con su aparición, han cambiado al mundo.

Motor de propulsión para cohetes

Cuando pensamos o hablamos de conquistar el espacio, es fácil que países como Estados Unidos, Rusia o hasta China se nos vengan a la mente. Pero, en realidad, desde antes de que la carrera espacial comenzara y las innovaciones de todas estas naciones se hicieran harto conocidas, la chispa de la investigación espacial ya se encontraba en Perú, Arequipa.

En el temprano 1895, el peruano Pedro Paulet se convirtió en el primer hombre de la historia en construir un motor de propulsión a base de combustible. ¿Lo particular? Este se trató entonces del primer motor capaz de impulsar un cohete.

La creación de Paulet tuvo lugar a sus 19 años en La Soborna, París, donde estudiaba con una beca. Sin embargo, a pesar de lo notorio de sus inventos en los años venideros solo los nazis mostrarían interés en su trabajo, pero Paulet se negó a trabajar con ellos.

Actualmente, incluso otras figuras más conocidas de la historia como Wernher von Braun, diseñador del cohete Saturno V, que llevó al primer hombre a la Luna han reconocido su labor. Asimismo, ahora se lo considera como uno de los padres de la aeronáutica y cohetería e incluso, en Perú, se festeja el Día Nacional de la Aeronáutica el 2 de julio de su nombre.

Avión

Sí, cuando hablamos de la creación de los primeros aeroplanos es imposible no pensar en los famosos hermanos Wright. Pero, la verdad es que un poco antes de que estos hicieran sus primeras incursiones y, posteriormente, en paralelo con estas, el inventor brasileño Alberto Santos Dumont ya se encontraba haciendo avances en esta área, al igual que sus propios ensayos.

Para 1898 Dumont ya se encontraba en París desarrollando y probando prototipos del primer dirigible práctico. Incluso, con este, para 1901 voló de forma controlada alrededor de la Torre Eiffel.

Por su parte, los hermanos Wright no lograron crear y poner a prueba exitosamente uno de sus diseños hasta 1903 –y, para entonces, estos aún requerían de una catapulta y no estaban completos.

Por esto, el intento exitoso de Dumont del 23 de octubre de 1906 de hacer volar un avión biplano que él mismo diseñó y construyó –y que despegaba sin ayudas externas– marcó la historia. De hecho, es a su prototipo al que se considera como el primer avión moderno. En Brasil, incluso de lo recuerda como el legítimo inventor del avión, algo que el resto del mundo todavía no hace.

Globo aerostático

Por otro lado, incluso antes de que el mundo pensara en surcar los cielos en aviones o en volar hasta el espacio, para 1709, en Brasil, ya el concepto del globo aerostático estaba en desarrollo. En este caso, la autoría del invento le pertenece a Bartolomeu Lorenço de Gusmão.

Gracias a él, se diseñó el primer medio que utilizó la humanidad para empezar a surcar los cielos. Su creación implicaba el introducir aire caliente en globos de papel. Cuando la composición del aire dentro de estos se hacía más ligera por el calor, los globos comenzaban a alzarse por el aire junto con la canasta que estaba conectada a ellos.

En su momento, Bartolomeu logró separarse hasta 4,5 metros del suelo con su creación. Es claro que los globos aerostáticos han evolucionado notoriamente desde el primer intento. Sin embargo, el primer viso de su existencia, siempre podrá ser rastreado hasta este cura e inventor brasileño.

Televisión a color

El “adaptador cromático para equipos televisivos” diseñado en 1934 por Guillermo González Camarena, un mexicano de 17 años, llegaría para dar color a las vidas del mundo entero. Para 1940 el invento se patentó en México y para 1941 también lo había sido en Estados Unidos.

Sin embargo, la primera transmisión a color visualizada con este no fue sino hasta el 8 de febrero de 1963, en México. A pesar de que este no fue la primera propuesta para una televisión a color en el mundo, el adaptador de Camarena fue el que podía transformar con más facilidad las señales de los televisores en blanco y negro a unas a color. De allí que en poco tiempo, después de su primera transmisión, su método se convirtiera en el utilizado por el resto de la humanidad.

Bolígrafo

En efecto, este implemento que utilizamos cotidianamente sin prestar mucha atención, llegó a este mundo gracias al húngaro de nacimiento y argentino por naturalización, László József Biró. Su invento, que sigue presente y vigente hasta la actualidad, vio la luz en 1938.

Su diseño implicó diseñó una pluma con tinta a base de aceite. Ahora, lo que la hacía diferente era la bola de tungsteno que permitía no solo mantener la tinta dentro del bolígrafo si no se utilizaba, sino que esta se esparciera suavemente sobre el papel al hacer rodar la bola de tungsteno.

Freno eléctrico

El freno eléctrico, como sabemos, se trata de un dispositivo que permite regular la velocidad (aumentándola o disminuyéndola) de los vehículos de tracción eléctrica. Su creación y patente se dieron en 1907 de la mano del inventor mexicano Victor Ochoa.

En su momento, Ochoa aprovechó sus conocimientos e inventiva para diseñar este nuevo dispositivo capaz de usar la fuerza gravitacional para regular la velocidad de los vehículos. El primer experimento que se realizó exitosamente con este fue el detener un tren con el freno eléctrico. Actualmente, sigue siendo utilizado en estos y también se ha traspasado su uso a vehículos pesados que deban realizar maniobras en superficies muy inclinadas.

Fotografía

Otra vez, aunque al pensar en la fotografía lo que puede llegar a nosotros son nombres como el de Louis Daguerre, o incluso los de Niépce y Talbot, la verdad es que la historia de la fotografía empezó 3 años antes de lo que el mundo usualmente recuerda.

Para 1833, Hércules Florence, inventor francés-brasileño, logró capturar una imagen gracias a una cámara oscura y reproducirla. Por lo general, su invento se utilizó para la captura y reproducción de diplomas, recetas farmacéuticas etiquetas y demás.

Luego de su muerte, sus creaciones no fueron seguidas por nadie y su memoria tuvo que ser rescatada del olvido años después. Mientras tanto Daguerre, con su daguerrotipo, se hizo con el título de padre de la fotografía. En la actualidad, al menos a Florence se lo ha llegado a catalogar como uno de los pioneros del área.

Walkman

Durante los ochenta y los noventa, el walkman se hizo altamente popular en todo el mundo. Gracias a este reproductor estéreo personal de casetes las personas por primera vez pudieron llevar la música con ellos en su día a día.

La invención de este “cinturón estéreo” vino de la mano del brasileño-alemán, Andreas Pavel. Este se paseó por diferentes grandes transnacionales como Grundig, Philips, ITT y Yamaha sin lograr captar la atención de ninguna.

Rechazado pero no derrotado, patentó su invento en España en 1977. Durante el siguiente año y medio, se encargó de seguir haciéndolo en países como Estados Unidos, Alemania, Inglaterra y Japón.

Finalmente, luego de toda esta maratón, Sony Electronics, terminó por aceptar su idea y reproducirla masivamente. Así fue como la creación de Pavel llegó al mundo para volverse el ícono de una generación.

Sony al principio no reconoció la propiedad intelectual de Pavel y se enfrascaron en una batalla legal que duró hasta 2005. Para ese momento, un acuerdo fuera de tribunales selló la disputa. Así, Pavel obtuvo las regalías por su invento y, a pesar de que la propiedad intelectual no es totalmente suya, el mundo ya no olvidará al hombre que permitió que las personas por primera vez llevaran música con ellos durante cada paso de su cotidianidad.

Dactiloscopia comparada

El inmigrante croata, Juan Vucetich, que se nacionalizó como argentino en 1882, fue el primero en desarrollar el método que permite identificar a las personas a través de sus huellas digitales.

Esta idea llegó al mundo específicamente en 1891 y las autoridades argentinas no dudaron en adoptar rápidamente de propuesta de este policía e inventor. No hizo falta mucho tiempo para que este método terminara por ser utilizado por el resto de las naciones.

En la actualidad, la tecnología ha perfeccionado este método y lo ha vuelto mucho más eficiente. Sin embargo, ninguno de los avances que se han hecho se habría dado de no ser por esta primera incursión de Vucetich basada en la investigación de Francis Galton.

Píldora anticonceptiva

Este invento, que se ha reconocido como uno de los más grandes de la historia de la humanidad, se lo debemos al químico mexicano Luis E. Miramontes, a su compañero, George Rosenkranz, y a su profesor, Carl Djerassi.

En conjunto, el trío se dio a la tarea de desarrollar un nuevo método anticonceptivo aprovechando las capacidades de la progesterona. Para octubre de 1951 sus esfuerzos dieron frutos cuando sintetizaron la noretisterona, el primer compuesto antiovulatorio.

Por lo general, se les ha atribuido a Djerassi o a Rosenkranz la creación de la pastilla. Pero, en realidad, la primera sintetización de este, que llevó a su reproducción y distribución en el mundo, de debió a Miramontes. Para 1964, Miramontes entró al “Salón de la Fama” estadounidense debido a la creación de este primer método anticonceptivo oral.

Burbuja artificial neonatal

Otra de las grandes contribuciones al mundo de la medicina vino directo de la mente de Claudio Castillón. Este inventor peruano fue el responsable de crear la “burbuja artificial neonatal”, comúnmente conocida como incubadora, con la que era posible prestar cuidados intensivos y atención médica a recién nacidos de alto riesgo.

Gracias a esta creación, los bebés que han nacido con un estado de salud frágil, o de forma prematura han podido recibir atención médica en las condiciones óptimas. Esto debido a que las incubadoras se han convertido en un elemento vital que debe estar presente en todos los hospitales desde el siglo XIX hasta el actual siglo XXI.

Cuchilla de diamante

Este ha sido el aporte del inventor y científico venezolano Humberto Fernández-Morán. Su creación, también identificada como, bisturí de diamante, ha logrado colarse en el mundo para funcionar en una gran variedad de áreas.

Actualmente, se lo puede utilizar tanto para realizar delicadas cirugías oftalmológicas y cortes en trabajos de orfebrería, hasta para tomar muestras de la Luna durante las misiones espaciales.

Para 1967, Fernández-Morán fue galardonado con el premio John Scott por su aporte. Cabe destacar que el inventor estuvo a punto de ser nominado para un premio Nobel, pero rechazó la oportunidad ya que como condición debía renunciar a su nacionalidad venezolana.

Ahora, en la actualidad, son pocas las personas que realmente saben de su gran colaboración al mundo de la ciencia. Una que, además, vino acompañada con la creación de otro elemento como el Ultramicrótomo (un aparato que es capaz de hacer cortes con un espesor de apenas angstroms, el equivalente a 0,1 nanómetros).

Corazón artificial

En este caso, la autoría de este otro invento revolucionario en el mundo de la medicina provino de Domingo Liotta, médico cirujano hijo de inmigrantes italianos, pero argentino de nacimiento.

Gracias al corazón artificial que diseñó y trasplantó exitosamente por primera vez en 1969, la esperanza de vida de las personas con afecciones cardiacas que han usado este diseño ha aumentado notoriamente. En estos momentos, su primera creación se mantiene expuesta en el Museo Smithsoniano, en Estados Unidos.

Stent

Por su parte, el stent creado por el radiólogo vascular Julio C. Palmaz también llegó para mejorar las prácticas médicas para el tratamiento de afecciones cardiovasculares. La creación de este inventor argentino permitió encontrar un modo eficiente de lidiar con problemas de coagulación de la sangre y obstrucción de las vías sanguíneas.

El stent está diseñado para actuar como una red que permite “filtrar” la sangre. Por lo que, es posible proteger más eficientemente a órganos vitales como el corazón. Debido a su creación Palmaz entró en el 2006 en el Salón de la Fama de Inventores Nacionales.

Parche para liberación de fármacos

Siguiendo la línea de invenciones destacadas en el mundo de la medicina, no podemos dejar de mencionar al uruguayo Alejandro Zaffaroni. Este fue el creador del concepto y el primer prototipo de los parches para la liberación de fármacos.

Este invento ha permitido que, a través de la colocación de parches en el cuerpo, de forma periódica por un lapso determinado, variados tipos de fármacos puedan ser liberados en el organismo y asimilados por este.

Hasta la fecha, es el responsable de más de 45 patentes referentes a este invento. Entre ellas, una de las más conocida es la correspondiente el parche transdérmico, también conocido como parche anticonceptivo.

Abreugrafía

Como si fuera poco, entonces tampoco podemos olvidar mencionar la técnica de radiografía de pulmones o abreugrafía. Esta “fotofluorografía de tórax”, como también se la conoce, es obra del científico y médico brasileño Manuel Dias de Abreu.

Gracias a su creación, el mundo en la actualidad cuenta con un método para detectar la tuberculosis. Desde su primera aparición en 1936, esta ha sido una constante en el mundo de la medicina.

Bypass vascular

Sumado a todo lo anterior, también con encontramos con el médico cardiocirujano argentino, René Favaloro. Este se ha vuelto mundialmente famoso por ser el creador de la cirugía de revascularización miocárdica, mejor conocida como Bypass vascular.

Esta consiste básicamente en reasignar nuevas vías de flujo para la sangre cuando las arterias del cuerpo se encuentran particular e irremediablemente obstruida o lesionada. Para esta, se pueden utilizar tanto partes de otras venas como también implementos sintéticos externos. En cualquiera de los casos, el resultado es la normalización de la circulación de la sangre en el cuerpo y consiguiente mejora del estado de salud.

Códigos CAPTCHA y ReCAPTCHA

Pasando al ámbito de la tecnología de nuevo, no podemos olvidar una de las más recientes contribuciones realizadas por latinoamericanos. En este caso, debemos mencionar al guatemalteco Luis Von Ahn y sus códigos CAPTCHA.

Efectivamente, ninguno de nosotros disfruta el tener que estar comprobando la propia humanidad a una máquina constantemente. Sin embargo, se hace por una buena razón.

Esta creación que llegó a inicios de siglo XXI, llamada Completely Automated Public Turing test to tell Computers and Humans Apart (Prueba Turing Pública Completamente Automática para Diferenciar a Humanos y Computadoras), acortado a CAPTCHA por las siglas, ha sido diseñada como una protección extra para que programas maliciosos y bots no puedan hacerse pasar por una persona para acceder a información privada o sensible.

Para el 2009, Von Ahn actualizó su propio invento con la llegada de ReCAPTCHA. Esto debido a que, con el avance de la tecnología, las máquinas se volvieron más inteligentes y eficientes, por lo que fue necesario actualizar el método de diferenciación.

Exoesqueleto manejado a través de interfaces cerebro-máquina

El brasileño Miguel Nicolelis, junto a su equipo de investigadores compuesto por más de 150 científicos, sorprendieron al mundo durante la Copa Mundial 2014 de Brasil. En esta, un parapléjico fue capaz de realizar el “lanzamiento simbólico” y de dar la primera patada con la que iniciar los juegos.

¿Cómo fue esto posible? Gracias al exoesqueleto que ha creado el equipo de investigación. Este se conecta con un área del cerebro que envía señales neuronales a través de electrodos al traje y permite que la persona lo mueva a voluntad. En la actualidad, el equipo aún se encuentra trabajando en mejorar las capacidades de esta invención que podría cambiar las vidas de las personas con discapacidades motoras en todo el mundo.

Bonus: Semáforos para invidentes

Como un último punto que valía la pena mencionar, también hemos querido hacer una mención especial al inventor argentino Mario Dávila y a su semáforo para invidentes. Gracias a este, desde 1983 existe la posibilidad de añadir en las señalizaciones de tráfico usuales estos aparatos diseñados para ayudar a los discapacitados visuales.

Con este invento, a través del sonido, los semáforos para invidentes pueden avisar el individuo cuándo es seguro cruzar y guiarlo de forma segura hasta el otro lado de la acera. Desde su invención, este método ha tenido también un montón de actualizaciones y, lastimosamente, aún no está adoptado universalmente en el mundo. Sin embargo, el camino que ha recorrido hasta ahora y que seguirá recorriendo siempre se lo deberemos a Dávila y al uso que hizo de su inventiva para ayudar a los demás.

El legado de Latinoamérica

Como podemos ver, muchas de estas invenciones de uso cotidiano  tienen un creador latino que ha pasado desapercibido. Por otro lado, otras de estas incluso han sido acuñadas a otros creadores, ignorando en gran medida la iniciativa latinoamericana. Mientras que, afortunadamente, ha habido otras que sí les han provisto el necesario reconocimiento a sus creadores.

Sin embargo, el protagonista en la mayoría de los casos, como hemos visto, ha sido el olvido. Por lo general, usamos estos inventos, escuchamos de ellos o los mencionamos sin tener la más mínima idea de quién los ha traído a este mundo.

Ahora, con este recuento de la inventiva latinoamericana y su extensa capacidad de creación, esperamos haber podido resaltar una arista de este lado del continente que usualmente pasa desapercibida.

En efecto, esta no ha sido tan notoria como la de otras naciones, como Japón o el propio Estados Unidos, a la hora de hacer contribuciones al mundo de la ciencia, la medicina, la tecnología e incluso a nuestra vida cotidiana también. No obstante, ya hemos visto que esto no ha significado que el territorio ha estado exento de estas.

Una huella olvidada

En la actualidad, la huella de América Latina en el mundo de la huella sigue siendo tenue –aunque en realidad muchos científicos y profesionales latinoamericanos se encuentran llevando a cabo iniciativas en el área–. ¿Por qué pasa esto? En muchas oportunidades este fenómeno se debe a la falta de apoyo local para estas. Por lo que, los individuos se ven en la necesidad de mudar sus proyectos a otras naciones y formar sus investigaciones con la participación y financiamiento de estas, lo que deja el nombre de Latinoamérica en un segundo plano.

Ahora, iniciativas como el Competitiveness Lab del Foro Económico Mundial y muchos nuevos emprendimientos están comenzando a dejar que la inventiva latinoamericana brille un poco más. Sin embargo, el camino por recorrer aun es largo para que la región logre dejar una huella notoria.

Mientras tanto, no está de más entonces recordar la que ya ha logrado dejar en el mundo.