mujer con erupción cutánea por lupus
El lupus es una enfermedad en la que el sistema inmune ataca a las células normales causando síntomas como dolor, inflamación y erupciones en la piel.

Un cierto tipo de anticuerpo que protege contra una pequeña entidad lipídica conocida como fosforilcolina (PC), se ha relacionado con un menor riesgo de inflamación crónica en enfermedades como aterosclerosis, enfermedad cardiovascular y algunas enfermedades reumáticas y enfermedades sistémicas como lupus eritematoso (LES).

Ahora un equipo de investigadores del Instituto de Medicina Ambiental del Instituto Karolinska ha revelado que estos mismos anticuerpos, a los que nos referiremos como anticuerpos anti-PC, pueden ofrecer protección en enfermedades inflamatorias sistémicas, como el LES y el síndrome de Sjögren.

Fosforilcolina y anticuerpos

La fosforilcolina se encuentra en los lípidos oxidados en la aterosclerosis en los vasos y en las células muertas que deben ser atendidas por el sistema inmune del cuerpo, así como también en diferentes patógenos, incluidos parásitos, nematodos y algunas bacterias.

Partiendo de ello, los investigadores plantearon la hipótesis de que la baja prevalencia de patógenos de este tipo podría estar relacionada con los bajos niveles de anti-PC en el organismo.

La idea ya había sido planteada previamente en estudios previos realizado en Nueva Guinea, donde los individuos que viven de manera más tradicional y están más expuestos a este tipo de patógenos, tienen niveles más altos de anti-PC y una menor prevalencia de las enfermedades en cuestión.

Entonces evaluaron la presencia de anticuerpos contra PC y MDA (Malondialdehído, otro lípido pequeño como la fosforilcolina)en una gran cohorte de pacientes con diferentes enfermedades reumáticas y enfermedad cardiovascular, y los compararon con un grupo de control sin las mismas.

Protección y posible opción de tratamiento

Los resultados revelaron que entre los pacientes con enfermedades reumáticas sistémicas, como LES, síndrome de Sjögren, esclerosis sistémica y enfermedad mixta del tejido conjuntivo (MCTD), el anti-PC, se asoció con la protección contra estas e incluso contra la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, este mismo efecto no se observó para el MDA.

Además detectaron un mecanismo que podría explicar esta protección de parte de los anticuerpos. Por ejemplo, en el LES por lo general las células T reguladoras, que son protectoras para el paciente, se encuentran en niveles bajos. Sin embargo, la presencia de anti-PC parece normalizarlas en esta afección particular.

En vista de ello, los investigadores sugieren que un tratamiento basado en proporcionar anticuerpos contra PC, o en inmunización, dirigido a pacientes con alguna de estas enfermedades podría ser efectivo para mejorar su condición.

Referencia:

IgM antibodies against malondialdehyde and phosphorylcholine in different systemic rheumatic diseases. https://www.nature.com/articles/s41598-020-66981-z