Los verdaderos fanáticos del cine americano reconocerán que existen tres momentos en la historia de los Estados Unidos que han marcado la filmografía del país. Esos son: la esclavitud, la caza de brujas –sí, leyeron bien– y la Ley Seca.

Esos tres aspectos de la historia americana han inspirados más películas de lo que muchos podrían considerar. Así como le dedicamos un espacio a una lista de cintas que son excelentes para comprender un poco más sobre la situación racial en EE.UU., llegó el momento de crear otra cápsula, no solo para entretenerlos, sino también para recomendarles algo de “educación” a través de la pantalla.

Si bien entendemos que muchos estén esperando que nos dediquemos en este momento a hablar de la cacería de brujas, lamentamos decirles que hemos dejado ese tópico para otro momento. Pero, tranquilos, lo estamos cocinando.

En esta oportunidad, hemos decidido conversar con ustedes sobre siete producciones que abordar el tema de la Ley Seca en los Estados Unidos, así como el nacimiento del movimiento gángster americano.

Pero, ojo, no estamos hablando de lo que hoy en día muchos consideran gánsteres –hombres “malotes” que visten ropas anchas y son de mala conducta–, en cambio, estas películas presentan al tipo de gánsteres de los años 20, con traje, corbata y cierto sentido de caballerismo.

Sin embargo, antes de centrarnos en las producciones, les explicamos brevemente qué fue la Ley Seca, como para que tengan un poco de contexto.

Entre 1919 y 1920, el pueblo americano parecía estar viviendo siempre en una fiesta, dejándose llevar por los impulsos del alcohol y los desenfrenos pasionales, es ahí donde entró en vigencia la Ley Volstead, que no castigaba el consumo, sino la fabricación, el transporte, la venta, el intercambio, la importación o exportación de bebidas alcohólicas.

Entonces, como al ser humano no se le puede prohibir algo, porque ahí es cuando más lo va a querer hacer, nació el tráfico y la venta clandestina del alcohol, llevando las fiestas y el descontrol a “la oscuridad” y el secreto.

‘The Public Enemy’ (1931)

Comenzamos con ‘The Public Enemy’, una de las producciones que vio a James Cagney –para su momento, el actor con más interpretaciones de gángster que cualquiera– en su momento más amenazante, mientras se alzaba entre las líneas de un imperio contrabandista.

La cinta fue dirigida por William A. Wellman y también contó con Jean Harlow, Edward Woods, Joan Blondell, Beryl Mercer, Donald Cook y Mae Clarke como parte del reparto. Para sorpresa de muchos –o, quizás conocimiento “público” de otros–, ‘The Public Enemy’ es una adaptación de una novela no publicada llamada ‘Beer and Blood’, escrita por John Bright y Kubec Glasmon, dos reales ex pandilleros durante la época de la Ley Seca.

‘The Public Enemy’ nos cuenta la historia de Tom Powers y Matt Doyle, dos jóvenes que se dedican a la mala vida, en la ciudad de Chicago. No obstante, con la llegada de la prohibición vieron una oportunidad de oro, mientras otros se dejaban caer.

Powers y Doyle aprovechan el momento para adentrarse en el mundo del contrabando de alcohol, y con eso, ganar reconocimiento y dinero. Obviamente, quienes iban en contra de la ley, tenía que toparse con la policía, y mientras más crecían, más chocaban con pandillas rivales.

Hay quienes afirman que esta cinta fue una especie de consagración para Cagney, ya que interpretó un villano convincente y a un gángster a quien temerle. Como dato curioso, una de las escenas de la película se volvió tan popular que se recreó en un episodio de ‘The Simpsons’.

Con esta producción, Cagney fue lanzado al estrellato, al punto de que ‘The Public Enemy’ estuvo nominada a un premio Óscar, como el Mejor Argumento.

‘Scarface: The Shame of a Nation’ (1932)

Es evidente que no podíamos hablar de una lista de cintas acerca del surgimiento de la movida gángster sin hablar de ‘Scarface: The Shame of a Nation’, la producción que abiertamente nos presenta el crecimiento al estrellato de Al Capone.

Quienes son fanáticos del género de cine noir, y de las historias de grandes gánsteres, conocerán muy bien quién es el Capone, y probablemente comprendan más que otros porque, muchos años después, directores como Josh Trank y Luca Guadagnino están trabajando en nuevas, y actualizadas, versiones sobre la biografía de Capone y hasta un reboot de ‘Scarface’.

Pero, ese no es nuestro foco ahora. En estas líneas nos conversaremos sobre la cinta clásica estrenada en 1932, donde Howard Hawks –como director– y Paul Muni –como protagonista– recibieron la gloria, y uno que otro premio.

‘Scarface: The Shame of a Nation’ nos cuenta la historia de un ambicioso gángster llamado Tony Camonte, quien se aseguraba de hacer lo que hiciera falta para ascender hasta la cima de la jerarquía en la ciudad de Chicago. ¿Cómo? Asesinaba a cada enemigo que se le topara en su camino.

Sin embargo, todo fue como una montaña rusa. Mientras más alto estés, la caída será más brusca. Fue exactamente lo que ocurrió con Camonte, quien dejó que la avaricia y sus desenfrenos lo llevaran al fondo.

Para la fortuna de los fanáticos de esta historia, ‘Scarface’ fue producida antes de que se aprobara la Administración del Código de Producción, el cual estaba destinado a aplicar regulaciones en cuento al contenido de las películas.

No obstante, el Código Hays logró que se hicieran alteraciones importantes a la cinta como, por ejemplo, extraer un increíble prólogo, retirar el final alternativo de Camonte y eliminar del título la frase ‘The Shame of a Nation’, por esa razón solo la conocemos como ‘Scarface’. Como siempre, los censores creían que era una producción destinada a glorificar la violencia y el crimen.

Sin contar los cambios, ‘Scarface’ obtuvo una increíble recepción, y, aunque los censores la prohibieron en algunas ciudades y estados, la cinta es considerada una de las producciones de gánsteres más importantes y con mayor influencia en el género.

Asimismo, la cinta sirvió como gran punto de partida para la versión “más actual”, dirigida por Brian De Palma y protagonizada por Al Pacino.

‘Some Like It Hot’ (1959)

Quienes habrán visto ‘Connie and Carla’ –la producción que se estrenó en 2004, protagonizada por Nia Vardalos y Toni Collette– entenderán un poco más el argumento detrás de la siguiente cinta en nuestra lista.

Titulada ‘Some Like It Hot’, la siguiente opción se sale del género al que están acostumbrados en las películas de gánsteres, y demuestra que los malos también pueden hacer comedia. Dirigida y producida por Billy Wilder, la cinta cuenta con Marilyn Monroe –la chica del momento para la época–, Tony Curtis y Jack Lemmon.

La película nos cuenta la historia de dos músicos que se disfrazan de mujeres con el fin de poder librarse de los castigos de la mafia. ¿Ahora ven por qué decimos que ‘Connie and Carla’ tienen un argumento bastante similar? Hasta ‘Some Like It Hot’ tiene su punto de partida, ya que es la versión americana de una cinta francesa llamada ‘Fanfare d’amour’.

Sin embargo, aunque es considerada una de las mejores comedias “jamás hechas”, ‘Some Like It Hot’ también tuvo su encuentro con los censores. Y, ¿cómo no? Es una producción con dos hombres disfrazados de mujeres en 1959, ¿quién los dejaría tranquilos?

Por ejemplo, el estreno en el estado de Kansas tardó dos meses en llegar, porque el Comité de Crítica del Estado quería que se eliminará la escena de amor entre los personajes de Curtis y Monroe. Por otro lado, en Memphis, la cinta se estrenó con una advertencia de “no apta para niños”, lo que llevó al obispo McNulty –en ese momento, el presidente del Comité Episcopal de Cinematografía, Radio y Televesión– a protestar y afirmar que violaba el Código Hays.

‘Some Like It Hot’ de igual forma triunfó ante la crítica, ya que llegó hasta el punto de inspirar a un musical de Broadway titulado ‘Sugar’, que se estrenó en 1972 y logró 505 funciones, tanto en Estados Unidos, como a nivel internacional, incluyendo: Argentina, Colombia y México.

Recibió seis nominaciones al Óscar, llevándose uno a casa por el Mejor Diseño de Vestuario, y ganó tres Globos de Oro: Mejor Película – Comedio o Musical, Mejor Actriz para Monroe y Mejor Actor para Jack Lemmon.

‘Bonnie and Clyde’ (1967)

Ahora sí, después de este momento muchos entenderán porque hay muchas parejas que se consideran los “Bonnnie y Clyde” de su época. Pero, antes de hablar de la película, les presentaremos brevemente quiénes fueron realmente y por qué forman parte de la lista de gánsteres.

Bonnie Parker y Clyde Barrow fueron dos fugitivos, ladrones y reconocidos criminales de los Estados Unidos. Eran considerados una especie de “Rome y Julieta”, ya que profesaban sin vergüenza su amor y estuvieron juntos hasta su lecho de muerte, y eso los convirtió en leyendas.

‘Bonnie and Clyde’, la película que narra la vida de la pareja mientras estos recorren el Medio Oeste, Oeste y el Sur de EE.UU. los podrá ayudar a comprender más sobre el par que dejaba detrás de sí un rastro de muertes y crímenes, convirtiéndolos en las personas más buscadas de su época y una gran referencia para patrones similares. Clyde es interpretado por Warren Beatty y Bonnie por Faye Dunaway.

La cinta se estrenó en 1967 y recibió dos premios Óscars, de las 10 nominaciones que recibió, para la Mejor Actriz Secundaria y la Mejor Fotografía. Adicionalmente, ganó dos premios BAFTA y forma parte de la AFI’s Top 10 en la categoría de “películas de gángsters”.

‘The Great Gatsby’ (1974)

Siguiente en la lista, tenemos a ‘The Great Gatsby’. No la versión de 2013, protagonizada por Leonardo DiCaprio y dirigida por Baz Luhrmann, sino “la original” de 1974, que fue distribuida por Newdon Productions y Paramount Pictures.

Dirigida por Jack Clayton, esta versión de ‘The Great Gatsby’ no fue precisamente la más aclamada por la crítica, sin embargo, recibió sus dos estatuillas por parte de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas. La primera por el Mejor Diseño de Vestuario y la segunda por la Mejor Música.

Como podrán imaginarse, tanto esta como la versión de hace siete años, fueron adaptaciones de la novela homónima de F. Scott Fitzgerald, y, también cambiando el rumbo de la violencia y el crimen, el género de esta producción es más romántico que peligroso.

Para 1974, fue Robert Redford quien interpret a Jay Gatsby, y estuvo acompañado por: Mia Farrow, Bruce Dern, Karen Black, Scott Wilson, Sam Waterston, y Lois Chiles. Ya con papeles menores intervienen Howard Da Silva, Roberts Blossom, Edward Herrmann y Patsy Kensit.

Una de las curiosidades que caracteriza al proyecto es que, Jack Nicholson fue considaro para el rol de Gastby, pero rechazó por completo el proyecto. Asimismo, se creía que fue Truman Capote el encargado del guion original, pero luego fue revelado que, en realidad, fue Francis Ford Coppola quien le dio “páginas” a la producción.

‘Once Upon a Time in America’ (1984)

Casi llegando al final, tenemos a ‘Once Upon a Time in America’, la producción de Sergio Leone, protagonizada por Robert De Niro –el duro del género gángster–, que se estrenó en 1984.

La cinta es una coproducción italo-americana, que se caracteriza por no contar con una línea narrativa constante, ya que los hechos de la historia transcurren entre 1920, 1932 a 1933, y 1968. Esta fue la última película dirigida por Leona y formaba parte de una trilogía conocida como ‘La Trilogía de Once Upon a Time’, que incluía títulos como ‘C’era una volta il West’ o ‘Érase una Vez en el Oeste’.

Por su duración, ‘Once Upon a Time in America’ se presentó en las salas de cine en un formato de dos partes. Sin embargo, a pesar de todas las buenas intenciones de Leone –y los dos premios BAFTA que la cinta recibió– ni la audiencia ni la crítica le dieron el crédito que se merecía.

La mayor crítica se debió a los saltos en el tiempo, y como estos hacían que la historia no se entendiera. Reconocida como un fracaso en algunos países, se rumorea que esta producción llevó a Leone a colgar los guantes y nunca más dirigir una película en su vida.

Sin embargo, parece que las generaciones actuales le dan un poco más de apreció a los saltos en el tiempo y a la narrativa disruptiva –creemos agradecerle a Christopher Nolan por entrenar nuestras mentes para eso–, ya que, para el momento, ‘Once Upon a Time in America’ es considerado un clásico y una buena referencia para conocer sobre la movida gángster en los Estados Unidos.

‘The Untouchables’ (1987)

Hemos dejado lo mejor para el final. O, bueno, creemos que es una de las mejores cintas para conversar sobre la prohibición en los Estados Unidos. ‘The Untouchables’, dirigida por Brian De Palma y protagonizada por Kevin Costner.

La historia de la cinta se basa en la historia real de cómo el agente del Tesoro llamado Eliot Ness pudo derribar al, en ese momento, reconocido mafioso de Chicago, Al Capone. La producción tomó como punto de partida para los hechos la novela escrita por el propio Ness, y titulada con el mismo nombre.

El reparto también incluía a Robert De Niro, Andy García y Sean Connery –quien recibió un Óscar por su papel–, lo que sin duda podemos decir que le dio ese toque que la producción ameritaba. Más bien, hasta el momento De Niro y Connery siguen siendo conocidos como los chicos malos por sus roles en la cinta y el éxito comercial que esta tuvo.

En época de Ley Seca, Ness (Costner) se dedicó a perseguir a Capone (De Niro), quien en ese momento era conocido como el amo absoluto del crimen organizado en Chicago. Sin embargo, la falta de pruebas no logra que Ness pueda enjuiciar al gángster por todos sus delitos que incluían: asesinato, extorsión y comercio ilegal de alcohol.

Pero Ness no se rinde y junto con la ayuda de intachables policías logra darle la vuelta al caso, y llevar ante la justicia a Capone por otra clase de delitos comprobables. La producción, sin duda alguna, es de las grandes del género.