Mientras el mundo sigue lidiando con una nueva enfermedad llamada COVID-19 que ha infectado a más de 10 millones de personas en lo que va de año, y los científicos investigan la nueva cepa de gripe porcina encontrada en China, otras dificultades aparecen.

Las autoridades de Mongolia decidieron poner en cuarentena su región occidental cerca de la frontera con Rusia tras confirmar dos casos sospechosos de peste negra en la región de Khovd, según un comunicado emitido por el Centro Nacional de Enfermedades Zoonóticas de Mongolia (NCZD, por sus siglas en inglés).

Dos casos confirmados de peste de marmota

El comunicado indica que se aplicaron las pruebas de laboratorio pertinentes y se confirmó que los dos casos humanos sospechosos en realidad habían adquirido la peste de marmota, nombre con el cual también se conoce la peste negra. Según los informes, se trata de un hombre de 27 años y una mujer joven de una edad desconocida.

El rastreo epidemiológico ya ha iniciado, y hasta ahora se han identificado 146 individuos de primer contacto y 504 de segundo contacto con los dos casos confirmados. El NCZD también informó que ya se recolectaron y realizaron pruebas en muestras de los 146 de primer contacto.

Mientras tanto, los especialistas del Centro Nacional para el Control y Prevención de Enfermedades (NCDC) y el Centro Nacional para el Control y Prevención de Enfermedades (NCDC) de Khovd y Bayan-Ulgii aimags están trabajando en la implementación de una cuarentena en Jargalant y Tsetseg soum de la aimag de Khovd. También se ha prohibido temporalmente la entrada de vehículos a la región.

Una enfermedad aún presente

Hemos entrado oficialmente en la segunda mitad del 2020. El primer día de julio no hubo noticias demasiado relevantes salvo las advertencias de la Organización Mundial de la Salud sobre el curso agitado de la pandemia. Pero esta noticia enciende las alarmas sanitarias una vez más este año.

Y aunque nos suene como una total sorpresa, en el pasado ya hubo conatos de brotes de esta enfermedad. En mayo de 2019, Mongolia también se vio en la obligación de cerrar un cruce fronterizo clave con Rusia por la sospecha de un brote de la peste. En aquel momento, una pareja murió después de comer carne de marmota.

En la mente de muchas personas, la peste negra es una enfermedad fatal que cobró millones de vida en la edad media, un evento lejano que no encajaría para nada en estos tiempos de avance y de conciencia sanitaria.

Pero los expertos dicen que los descendientes directos de la misma peste bubónica que ocurrió en la antigüedad todavía están presentes en la humanidad, y matan alrededor de 2,000 personas años.

Referencia:

Mongolia Quarantines Russian Border Region Over Bubonic Plague Suspicion. https://www.themoscowtimes.com/2020/07/02/mongolia-quarantines-russian-border-region-over-bubonic-plague-suspicion-a70756