Tras una operación realizada por parte de las agencias policiales europeas que logró infiltrarse en la red de comunicación móvil encriptada, EncroChat, miles de sospechosos fueron detenidos en Francia, Países Bajos, Reino Unido, Noruega y Suecia.

Estas tecnología de EncroChat es utilizada por criminales alrededor del mundo para intercambiar datos encriptados, ya que este sistema cuenta con mensajes de autodestrucción, eliminación de pánico y contraseña, arranque seguro, protección contra manipulaciones y un motor criptográfico de hardware con certificación FIPS 140-2 resistente a la fuerza bruta.

Un golpe a EncroChat que deja más de 700 detenidos

Estos dispositivos le ofrecen a sus usuarios la particularidad de borrar de forma remota todo el contenido por parte del revendedor o el servicio de asistencia que trabaja 24/7, desde luego previa notificación del cliente.

En este sentido, se conoció que esta operación que consistió en infiltrarse en la red de EncroChat fue efectuada en forma conjunta de agencias policiales y judiciales francesas, y holandesas permitieron “interceptar, compartir y analizar millones de mensajes que se intercambiaron entre delincuentes para planificar delitos graves”.

Drogas, armas de fuego, Etizolam y más

De acuerdo con la fuente, esta operación que inició en abril de 2020, fue ejecutada por un conjunto de investigadores de Francia y los Países Bajos (JIT), donde más adelante se incluyeron otros países que no eran miembros del JIT, incluidos Noruega, España, Suecia y el Reino Unido.

Un operación que en los Países Bajos permitió el arresto de 60 sospechosos, y la incautación de varios tipos de drogas –más de 10.000 kilos de cocaína, 70 kilos de heroína, 12.000 kilos de cannabis, 1.500 kilos de metanfetamina y 160.000 litros de una sustancia utilizada para producir drogas sintéticas–, desmantelamiento de 19 laboratorios de drogas sintéticas, incautación de docenas de armas de fuego (automáticas), relojes caros y 25 automóviles, incluyendo vehículos con compartimentos ocultos, y casi 20 millones de euros en efectivo.

Una intercepción casi perfecta

Mientras que, en el Reino Unido la NCA, las Unidades Regionales de Delincuencia Organizada (ROCU) y las fuerzas policiales arrestaron a 746 sospechosos y confiscaron más de 54 millones de euros en efectivo criminal, 77 armas de fuego –incluyendo un rifle de asalto AK47, metralletas, pistolas, cuatro granadas–, más de 1.800 rondas de municiones, más de dos toneladas de medicamentos de clase A y B, más de 28 millones de pastillas de Etizolam (Valium callejero), 55 autos de alto valor y 73 relojes de lujo.

Finalmente, se conoció que esta investigación terminó el 13 de junio de 2020, cuando el grupo detrás de la red EncroChat se dio cuenta de que la plataforma estaba intervenida por los agentes de la ley, procediendo a enviar una advertencia a todos los usuarios informándoles que “desecharan sus teléfonos con urgencia y procedió a apagar los servidores”.