COVID-19 fue presentada inicialmente como una infección a nivel del sistema respiratorio, pero con el paso de los meses, hemos visto cómo puede afectar una variedad de órganos en el cuerpo y causar síntomas que van más allá de la tos seca y dificultad para respirar.

Uno de los más peculiares es la inflamación de los dedos de los pies. Durante esta pandemia, se han reportado varios casos de lesiones inusuales de color rojo púrpura en las manos y los pies, muy similares a los sabañones. Y de hecho, algunos investigadores sospechan que estas lesiones están relacionadas con casos asintomáticos o con ligeros síntomas de COVID-19.

Es por ello que un equipo de expertos decidió investigar esta posible relación y determinar si realmente estas lesiones dermatológicas son en realidad un síntoma de la enfermedad por coronavirus. Sus hallazgos se publicaron recientemente en British Journal of Dermatology.

Más allá de las pruebas tradicionales

En la mayoría de los casos en los que llegan pacientes con llagas rojas o lesiones en los pies y las manos, las pruebas tradicionales de COVID-19, que se hacen con hisopos de garganta y mediciones de anticuerpos circulantes, dan negativo. Esto ha generado mucha distorsión y duda sobre si en realidad esta nueva enfermedad es la causante de estas lesiones en adultos y niños.

Para llegar al fondo de ello, los investigadores hicieron biopsias de piel en niños con síntomas de dedos COVID-19, incluso cuando las pruebas tradicionales dieron negativo. Y el resultado parece confirmar las sospechas: encontraron rastros del virus SARS-CoV-2 en las muestras analizadas.

En su documento indican que detectaron evidencia de partículas virales del coronavirus en las células endoteliales de los vasos sanguíneos de la piel, y también en las glándulas sudoríparas de las muestras. Además, aplicando microscopía electrónica encontraron partículas de coronavirus en el citoplasma de las células endoteliales.

El SARS-CoV-2 sí causa lesiones en manos y pies

Partiendo de estos resultados, los autores concluyeron que en efecto había una relación causal entre el coronavirus y las diferentes lesiones en la piel, bajo la sospecha de que estas se producen como consecuencia del daño endotelial inducido por el patógeno.

“Aunque las características clínicas e histopatológicas fueron similares a otras formas de sabañones, la presencia de partículas virales en el endotelio y la evidencia histológica de daño vascular, respaldan una relación causal de las lesiones con SARS-CoV-2. El daño endotelial inducido por el virus podría ser el mecanismo clave en la patogénesis de los sabañones COVID-19 y quizás también en un grupo de pacientes gravemente afectados por COVID-19 que presenten características de daño microangiopático”.

Estos resultados contrastan con los presentados por otro equipo la semana pasada en la revista JAMA Network, que concluyeron que estas “lesiones cutáneas acrales isquémicas parecían no estar directamente asociadas con COVID-19”. Pero en dicha oportunidad los investigadores basaron su veredicto en las pruebas tradicionales y la presencia de anticuerpos.

De modo que el nuevo estudio no solo ofrece mayor claridad sobre este síntoma, que hasta ahora había generado muchas dudas, sino que también sugiere que las pruebas aplicadas de manera masiva hasta ahora podrían estar pasando por alto ciertos casos positivos.

Referencias:

SARS‐CoV‐2 endothelial infection causes COVID‐19 chilblains: histopathological, immunohistochemical and ultraestructural study of 7 paediatric cases. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/bjd.19327

Evaluation of Chilblains as a Manifestation of the COVID-19 Pandemic. https://jamanetwork.com/journals/jamadermatology/fullarticle/2767774