Desde que la pandemia del coronavirus ha hecho de las suyas, muchos nombres reconocidos han sonado como parte de las víctimas del extraño virus que provino de Wuhan, China. Sin embargo, una de las estrellas que se convirtió en tendencia por salir positivo en la prueba del COVID-19 fue Tom Hanks, y su esposa Rita Wilson.

Ambos se realizaron la prueba, al inicio de toda la cuarentena, mientras se encontraban en Australia, y los dos salieron positivo por COVID-19. Afortunadamente, la pareja logró recuperarse por completo, al punto de poder volver a los Estados Unidos, libres de coronavirus en su sistema.

Por lo mismo, Hanks aprovechó su espacio durante la rueda de prensa, para su más reciente producción ‘Greyhound’ –que se estrenará en Apple TV Plus el próximo mes de julio–, para enviar un mensaje de conciencia social y cuidado. “Realmente solo podemos hacer tres cosas para llegar al mañana: usar una máscara, distancia social, lavarnos las manos”, afirmó.

Es algo simple que genera un gran cambio

El actor afirmó sentir vergüenza de aquellos que, deliberadamente, deciden salir a la calle y no usar el tapa bocas, sobre todo porque esta es una de las cosas más simples que se pueden hacer para evitar causar más daños.

Asimismo, Hanks aprovechó para dar actualizaciones sobre su propia experiencia con el COVID-19, incluido cómo se sintió y cómo tuvieron que aislarse para así asegurarse de no convertirse en ningún caso que requiriera de atención médica urgente.

“Estuvimos alrededor de 10 días con síntomas muy incómodos. Nada amenazante para nuestras vidas, nos complace decir. Estábamos aislados para vigilarnos a nosotros mismos porque si nuestras temperaturas hubieran aumentado, si nuestros pulmones se hubieran llenado, si es que algo hubiera salido mal con esto, hubiéramos necesitado atención médica experta. No hizo falta. Supongo que éramos pacientes modelo de COVID-19, pero también estuvimos aislados para que no contagiáramos a nadie más, y, desde entonces hemos estado haciendo el mismo aislamiento y distanciamiento social que se le está pidiendo al mundo, así que estamos bien”.

Hanks invita al resto del mundo a no hacerle caso omiso a lo que está ocurriendo con la pandemia y que, si bien algunos países están reiniciando sus actividades, la mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento de al menos 6 metros de distancia, siguen siendo primordiales.