En exclusiva, Deadline ha revelado que el reciente aumento de los casos de coronavirus en Estados Unidos podría poner en riesgo la reapertura de las salas de cine a nivel nacional. Lo que deja a estudios como New Line, preocupados por sus futuros estrenos.

Es así como, el estudio podría considerar un cambio en la fecha de estreno de ‘The Conjuring 3: The Devil Made Me Do It’, la esperada tercera parte de la franquicia de terror de los casos de la vida real que investigan la pareja conformada por Lorraine y Ed Warren.

Así como Warner Bros., Disney, Paramount Pictures, entre otros, están preocupados por lo que será de sus cintas destinadas para este mes de julio, New Line se plantea la posibilidad de despedirse de su actual fecha de estreno para ‘El Conjuro 3’, y encontrarle un nuevo espacio a la cinta para el 2021.

La pantalla grande podría nunca encenderse de nuevo este 2020

La película estaba planificada para estrenarse el próximo 11 de septiembre, pero, si los rumores son ciertos, y las salas de cine no abren sino hasta agosto, la mejor jugada que puede lanzarse New Line es aplazar el lanzamiento y esperar a que la situación se “normalice”, de nuevo.

Entendiendo que ‘El Conjuro 3’ es una de las cintas más esperadas del año, es normal que el estudio prefiera dejar que la tormenta pase y estrenar su película en un momento donde no solo las salas sí estarán abiertas, sino que probablemente, la afluencia de personas a los locales sea mayor.

Hasta el momento no se ha confirmado que en efecto las salas no cumplan con reaperturas en los próximos días de julio, pero, de ser así, no solo New Line debe replantearse su jugada. Desde ‘Mulan’ hasta ‘Tenet’ se verán afectadas, y de nuevo, tendrán que cerrar una nueva fecha para llegar a la pantalla grande.

Sin duda alguna, no queremos ser pájaros de mal agüero, pero es posible que la industria del cine no vea la luz al final de túnel muy pronto, lo que sí podría llevar a muchos a tomar la difícil decisión de hacer lanzamientos por streaming y formato On Demand. Pero, esperamos estarnos equivocando.