Yang Liwei fue el primer astronauta que China envió con éxito al espacio exterior en 2003. Vía: El País

La competencia por la supremacía tecnológica va mucho más allá de desarrollar las mejores tecnologías de inteligencia artificial, robótica, computación cuántica, pues muchos apuestan por conquistar el espacio. China es uno de esos países cuya lucha se adelanta cada vez más, incluso para impulsar su influencia a nivel mundial.

China ha alcanzado grandes hitos espaciales en el siglo XXI, si bien, muchos pensarán que el país asiático llegó tarde a la carrera, lo cierto es que buscan posicionarse en el primer lugar. En este sentido, un reporte señala que el futuro espacial de China, podría estar “definido por compañías privadas que ayudan a ejercer el poder blando y la influencia del país en la Tierra”.

Dean Cheng, analista espacial centrado en China en la Fundación Heritage, explica:

El espacio, como a los chinos les gusta expresarlo, contribuye a todos los aspectos del poder nacional integral … por lo que el espacio absolutamente comercial si lo hacen los chinos tiene varias ventajas.

En diciembre de 2019, la industria espacial de China stableció la Alianza Espacial Comercial de China para abogar por nuevas políticas, investigación y regulación,con el fin de fomentar la colaboración internacional entre las naciones involucradas en la Iniciativa Belt and Road o la nueva ruta de la Seda.

Según un informe de 2019, hay alrededor de 80 compañías espaciales comerciales en China.

Del mismo modo, Bhavya Lal, del Instituto de Análisis de Defensa dijo al respecto: 

Hay una sensación de que hay más emprendimiento e innovación que podrían provenir del sector privado.

Muchos en los círculos políticos creen que los chinos necesitan desarrollar este sector espacial comercial porque no hay tanta innovación en las empresas estatales.

Un informe señala que el futuro comercial espacial podría crecer considerablemente en los próximos años, con grandes proveedores espaciales de lanzamiento además de SpaceX, como LandSpace, LinkSpace.

Por lo que será interesante ver cómo China responderá ante la creciente competencia. Uno de los investigadores señala que quizá el gobierno chino “está dejando que estas compañías luchen” para que luego de la consolidación “el gobierno chino puede ejercer influencia y apoyar a los que estén en la cima”.

Sin duda será una gran estrategia por parte de China, que aunque actualmente cuenta con empresas públicas que buscan impulsar su influencia, sin duda esperan una mayor participación de la industria privada para que puedan darle mayor capacidad

Actualmente, CNSA, la agencia responsable del programa espacial nacional de China y la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China como su principal contratista estatal, cuentan con una serie de equipos encargados de diseñar, desarrollar y fabricar naves espaciales, vehículos y otros equipos para enviar al espacio.

Hasta el momento, China ha enviado seis tripulaciones al espacio, en enero de 2019, la CNSA logró instalar una sonda espacial llamada Chang’e 4, una nave espacial no tripulada en el lado oscuro de la Luna, siendo este un hito histórico que nunca antes se había logrado.