El coronavirus ya ha infectado a más de 10 millones de personas en todo el mundo. Muchos países experimentan segundas olas o aún no logran controlar el primer brote, y la Organización Mundial de la Salud ya ha advertido que la pandemia aún está bastante lejos de llegar a su fin.

Pero no todas las noticias son malas, pues parece que cada vez estamos más cerca de hallar tratamientos eficaces para tratar la infección y evitar muertes, así como de obtener una vacuna eficaz que la evite en el futuro.

Una de estas buenas noticias es traída por la compañía estadounidense de biotecnología Inovio, que este martes informó los resultados que ha obtenido en la pruebas de una vacuna experimental contra el coronavirus. Aunque preliminares, estos son alentadores en medio de la pandemia y se suman a la creciente evidencia de que será posible inmunizar a la población.

Dos inyecciones con cuatro semanas de diferencia

Durante el ensayo clínico de fase uno, se administró la vacuna de de Inovio, llamada INO-4800, a 40 voluntarios en forma de dos inyecciones colocadas con cuatro semanas de diferencia. Según su portavoz, el medicamento, diseñado para inyectar ADN, desencadenó una respuesta del sistema inmunitario 94 por ciento de los individuos que completaron el ensayo.

Este modelo se inyecta debajo de la piel con una aguja, y luego se activa con la aplicación de un impulso eléctrico durante una fracción de segundo. De esta forma, el ADN puede penetrar en las células del cuerpo y llevar a cabo su misión de fomentar una respuesta inmunitaria.

Estable a temperatura ambiente

Hace poco hablamos de que una de las grandes dificultades en materia de distribución de las vacunas en el mundo es que por lo general estas son muy sensibles a los cambios de temperatura.

La vacuna de Inovio es estable a temperatura ambiente, lo cual la hace atractiva para distribuirse en países en desarrollo.

Pero el candidato de Inovio parece romper con este paradigma. Según el CEO de la compañía, Joseph Kim, esta es la única vacuna de ADN que es estable a temperatura ambiente durante más de un año y no necesita refrigeración para su transporte o almacenamiento durante varios años.

Esto la pone en ventaja respecto a otros proyectos de vacuna contra el SARS-CoV-2 que están en marcha. Dada la urgencia y la expansión que ha tenido esta nueva infección, es prioritario que cuando se apruebe una vacuna, esta pueda llegar a países en vías de desarrollo, donde es más difícil cumplir con los requerimientos para mantener las vacunas en buen estado.

A propósito de ello, la compañía ha estado trabajando en este proyecto bajo el financiamiento del Departamento de Defensa de EE.UU. y de la ONG CEPI. Además, Kim reveló que ha sido incluída en el plan del presidente Donald Trump para producir cientos de millones de dosis de la vacuna para enero de 2021 como parte de la Operación Warp Speed, de la que hablamos semanas atrás.

Así como Inovio, otros proyectos de vacunas contra el coronavirus siguen en marcha y han arrojado también resultados muy prometedores. Entre ellos, los más populares son el de la Universidad de Oxford en colaboración con la firma británica-sueca AstraZeneca y la firma estadounidense de biotecnología Moderna.

Referencia:

US biotech firm Inovio reports encouraging virus vaccine results. https://www.france24.com/en/20200630-us-biotech-firm-inovio-reports-encouraging-virus-vaccine-results