El gigante de la tecnología, Microsoft, ha anunciado este lunes su decisión de cerrar la gran mayoría de sus tiendas de retail en el mundo. Esta notica se ha dado a conocer originalmente a través de una publicación de un comunicado en el blog de la compañía.

Por lo que parece, solo se mantendrán abiertas 4 tiendas Microsoft en todo el mundo, cada una de ellas en “lugares estrategicos”, pero ya no funcionarán de la misma manera. Según la propia empresa, estas serán “reimaginadas” por lo que podemos esperar grandes cambios en estas para el futuro.

Dichos espacios estratégicos serán Estados Unidos, Australia e Inglaterra. Dos tiendas permanerán abiertas en el primero, una en la Quinta Avenida y la otra en los cuarteles de Microsoft en Redmond. Por su parte, otra permanecerá abierta en Westfield Sydney y la última en Oxford Circus, en Londres.

“Un nuevo capítulo en las tiendas Microsoft”

Así es como David Porter, vicepresidente corporativo de Microsoft, describe este notorio cambio por el que pasará la empresa. Con esta variación, Microsoft espera ganar incluso más fuerza en el sector de ventas digitales, en el que ya se considera bastante bien posicionado. Según la propia empresa, entre sus productos, los de Xbox y los de Windows, mensualmente cuentan con más de 1.2 mil millones de clientes en 190 mercados alrededor del mundo.

En anteriores ocasiones, la calma con la que la empresa parecía manejar la posible reapertura de sus tiendas hacía ver su posición un poco ambigua. Ahora se entiende que esta era parte de una visión más a largo plazo, en la que Microsoft ya no estaba contando con el funcionamiento de estas de todas formas.

Una salida silenciosa

A pesar de el revuelo que pueda causar el cierre de estas, la verdad es que en la práctica aún es difícil que se haga notorio. Por lo general, estas tiendas de retail son parte de conglomerados más grandes como centros comerciales.

Actualmente, por ejemplo, en sitios como Estados Unidos, fuertemente atacados por el COVID-19, la mayoría de estos se mantienen cerrados. Por lo que, no es posible detectar de forma particular el cierre permanente de las tiendas de retail de Microsoft. Cuando la situación se normalice y estos abran sus puertas, probablemente la falta de estos espacios será más notoria para el común de la población.

Los cambios

Dentro del documento, Porter enlista las variaciones que vendrán con esta movida y las nuevas acciones que tomará Microsoft. Con respecto a sus empleados, declara:

Los miembros de nuestro equipo continuarán prestando servicios a clientes de consumidores, pequeñas iniciativas, educación y empresas, enfocados en ventas, capacitación y soporte”.

Sin embargo, lo que cambia es que ahora estas labores se llevarán a cabo desde las centrales de Microsoft o desde los propios hogares de los trabajadores. Asimismo, hace énfasis en las modificaciones que hará la compañía para mejorar su presencia en el mundo de las ventas.

“Haremos de nuestras vitrinas digitales el mejor lugar para aprender, comprar y recibir soporte tanto de software como de hardware (…) Continuaremos invirtiendo en soluciones digitales innovadoras, incluidos nuevos servicios como el soporte de ventas de video 1:1”.

Por su parte, no da muchos detalles sobre el proceso de “reimaginación” de las tiendas que permanecerán abiertas. Pero, sí se encarga de aclarar que:

“Continuaremos ubicando conjuntamente centros de ingeniería, ventas, soporte, visión, centros de información ejecutiva y espacios comerciales para lograr el máximo impacto para nuestros clientes y nuestra empresa”.

Por lo que todavía podremos ver una presencia física de Microsoft en las calles, aunque no sea en sus típicas tiendas de retail.

Esta división de la compañía abrió sus puertas por primera vez en el 2009. Ahora, 11 años más tarde, parece estarlas cerrando en busca de un nuevo rumbo, un “nuevo día” como lo describe Porter. Ya solo nos quedará esperar para conocer más sobre los cambios de Microsoft planea en medio de esta particular época.