El gigante de las redes sociales, Facebook, ha recibido un golpe fuerte estas últimas semanas. Todo ha pasado luego de que más de 100 de sus anunciantes decidieran dejar de hacer negocios con la plataforma por los próximos 6 meses. Este movimiento conjunto ha surgido como la respuesta de estos a las negativas de la red social de hacer algo con respecto a polémicas publicaciones de la semana pasada.

Entre los últimos anunciantes que se unieron a esta revuelta estuvieron Verizon y Uniliver, este último anunciando su partida este mismo viernes. Luego de esto, rápidamente la compañía reaccionó y su propio fundador y CEO, Mark Zuckerberg se dirigió al mundo a través de un en vivo apresurado por su cuenta de Facebook.

Facebook ya está cambiando sus políticas sobre el discurso de odio

En resumen, este es el mensaje que el en vivo del CEO de Facebook buscaba transmitir. Solo con la salida de Uniliver de sus filas, las acciones de Facebook cayeron un 7% en la bolsa estadounidense. Por lo que, no es de extrañar que la empresa reaccionara con rapidez ante la situación.

Durante el comunicado, Zuckerberg le aseguró al mundo que las políticas sobre discursos de odio y desinformación de su red social estarían recibiendo modificaciones. Asimismo, hizo énfasis en los post de supresión (aquellos que de un modo u otro contribuyen a eliminar el derecho al voto de otros). Básicamente, el CEO los ha abordado comentando que estos no serán tolerados. Esto haciendo referencia a los eventos ocurridos la semana pasada con unas declaraciones del presidente estadounidense, Donald Trump, y la negativa de Facebook a removerlas de su plataforma a pesar de las múltiples quejas.

Ahora Facebook tendrá que copiar a Twitter

A pesar de haberlas criticado recientemente, ahora Facebook se verá en la necesidad de adoptar políticas muy similares a las de Twitter para abordar los mensajes que fomentan el discurso de odio o la desinformación.

Disney presenta a Hulu y a Disney Plus como sus principales servicios ante los anunciantes

Desde ahora, la plataforma colocará etiquetas sobre las publicaciones que violen sus políticas, pero que consideren que no pueden remover debido a un “interés periodístico”. Ahora, incluso los políticos –que desde finales de 2019 parecían ser una nueva fuerza intocable en la plataforma– se verán sometidos a este nuevo sistema de etiquetas.

Aunque, Zuckerberg se ha encargado de aclarar que las etiquetas colocadas sobre los posts de estos últimos “no es un juicio sobre si las publicaciones en sí son correctas”. Todas y cada una de las etiquetas se encargarán de redirigir al usuario a un centro de información de votación, es decir, a una fuente confiable (¿No es esto lo mismo por lo que Facebook criticaba a Twitter? Sí, sí lo es).

Una postura clara

Dentro del video, Zuckerberg declaró que se siente optimista y que considera que la empresa puede avanzar para hacer frente a nuevos desafíos –como el discurso de odio y las fake news–. Asimismo, también ha comentado:

“Creo que podremos hacerlo mientras mantenemos nuestras tradiciones democráticas en torno a la libre expresión y al voto, y estoy comprometido a asegurar que Facebook sea una fuerza para el bien en este viaje”.

Particularmente, se ha encargado de aclarar que las publicaciones que “pueden conducir a la violencia o privar a las personas de su derecho al voto”, sin importar de quién provengan, serán eliminadas de la plataforma –incluso si podrían considerarse de interés periodístico–. Todo esto con la intención de mostrar un cambio notorio y rápido en su accionar. ¿Será esto suficiente para que vuelvan sus anunciantes? Eso está por verse.

Más en TekCrispy