Como indicamos días atrás, la pandemia aún está muy lejos de terminar. Los contagios han estado incrementándose en todo el mundo, pero aún así muchos gobiernos siguen aliviando un poco las restricciones para permitir que las personas vuelvan a trabajar.

India es precisamente uno de los casos más preocupantes en la actualidad, ya que el coronavirus se está expandiendo rápidamente, no solo en las ciudades, sino también en las zonas rurales. Y ante ello, los expertos se preguntan si esto marcará una diferencia significativa con respecto a otros países gravemente afectados como Estados Unidos, Italia o España.

La situación en India, uno de los países más poblados del planeta, es digna de comparación con otras regiones gravemente afectadas. En muchos países occidentales la situación se tornó muy grave en las principales ciudades, mientras que otras reaccionaron de manera más prudente y lograron reducir o contener la transmisión del coronavirus. En cambio, en India la infecciones se están elevando de manera bastante brusca.

Bloqueos infructuosos

Pero tristemente, los bloqueos no fueron la solución correcta en este caso. Como muchos sabrán, a pesar de todo su potencial, India es un país con elevados niveles de pobreza, y gran parte de su población depende de la economía informal. Las restricciones de salida y el distanciamiento social implementados por el gobierno, siguiendo las recomendaciones generales de las principales agencias sanitarias, solo condujo a miseria y a muertes adicionales.

Los bloqueos por el coronavirus en India arrojaron resultados fatales, generando miseria y pérdidas humanas.

Jayaprakash Muliyil, epidemiólogo indio y presidente del Comité Científico Asesor del Instituto Nacional de Epidemiología, es consciente de que el bloqueo, sin lugar a dudas necesario, debió ser mejor planificado para obtener mejores resultado.

“Si hubiéramos planeado mejor el bloqueo, aún habríamos tenido pérdidas, pero no habrían sido mayores de lo que estamos experimentando ahora”, dijo según un artículo publicado en Nature. “La excusa que teníamos para el cierre era ganar tiempo. Pero lo que logramos en ese tiempo, no creo que sea acorde con el daño del bloqueo”.

Sin embargo, destaca la utilidad de las restricciones: permitir que la infomación del coronavirus llegara incluso a regiones remotas. India es un país con muchas zonas rurales, en las que la comprensión de una enfermedad infecciosa se inclina más a las supersticiones.

“En muchas zonas rurales, el sarampión se considera causado por una diosa que visita un pueblo. Así es la varicela. Allí, cuando introduce el término virus, no tiene sentido para muchos grupos de personas”.

Dicho esto, advertir a la población y hacerla comprender algo para lo que no tienen bases bien establecidas es un verdadero reto. Sin embargo, el bloqueo generalizado permitió que todos se enteraran de COVID-19.

La mortalidad podría ser mayor que la estimada

Pero a diferencia de otros países muy golpeados por el coronavirus, India podría exhibir tasas de mortalidad relativamente bajas debido a que la edad promedio de su población es baja. Recordemos que el coronavirus es más letal para las personas de tercera edad.

Sin embargo, los datos oficiales no necesariamente reflejarán la realidad sobre la mortalidad por coronavirus en su territorio. Para poder saber si alguien está infectado, es necesario realizar la prueba de reacción en cadena de la polimerasa de transcripción inversa (RT-PCR).

Pero si incluso los países más desarrollados han admitido que la disponibilidad de pruebas suficientes era un problema, ¡cuánto más en India, con una población de 1,300 millones de personas! Es sensato pensar que muy pocas personas tienen acceso a dichas pruebas, lo cual podría estar sesgando la situación real.

Referencia:

‘The epidemic is growing very rapidly’: Indian government adviser fears coronavirus crisis will worsen. https://www.nature.com/articles/d41586-020-01865-w