Los fanáticos de los deportes seguramente se habrán sentido especialmente mal durante estos meses de confinamiento. Y a pesar de que muchas de las restricciones implementadas entre marzo y abril se están flexibilizándo, es probable que algunas deban mantenerse un tiempo más por seguridad, y esto puede incluir los deportes.

Entonces, yendo al grano, ¿cuánto tiempo más deberán esperar los fanáticos para ver a sus equipos favoritos jugar en vivo y directo? Y tal como indica Glenn Rall, director académico y virólogo del Centro de Cáncer Fox Chase en Filadelfia, la respuesta a esta pregunta no es para nada simple.

¿Por qué se ha implementado el distanciamiento social?

Partamos en un punto importante que ha esta implícito desde el inicio del brote, pero que en vista de la emergencia, muchos han pasado por alto. El objetivo del distanciamiento social es evitar que todas las personas se enfermen al mismo tiempo, y que esto ocasione un colapso a los sistemas sanitarios.

Dadas las características de este patógeno, es poco probable que el distanciamiento social por sí solo sea suficiente para acabar con el brote, pero ciertamente puede aplanar la curva de contagios de manera significativa.

El gran problema con esta medida es que los humanos son seres sociales, y en parte, necesitan estar en conexión con otros y con espacios abiertos para recrearse, expresar sentimientos, desahogarse, y otra variedad de actividades que permitan mantener su bienestar mental.

“Hay peligros inherentes. Y la decisión racional puede ser simplemente que, no, no podemos hacer esto. Pero no creo que, como científicos, podamos simplemente sentarnos en nuestra prototípica torre de marfil y decir que esto es demasiado peligroso, y que nada puede pasar hasta que tengamos una vacuna. Porque no vamos a tener una vacuna disponible hasta al menos mediados de 2021. Y no es realista decirle al público ‘Solo quédese adentro para siempre'”.

Y en efecto, el distanciamiento social no podrá mantenerse hasta que se apruebe una vacuna, porque es probable que aún falte mucho tiempo para ello. Sin embargo, la prevención deberá seguir siendo el pilar en los próximos meses para evitar tasas elevadas de muerte.

Muchas personas dependen económicamente de los deportes

El tema de los deportes es en cierta forma delicado, ya que no se limita únicamente a la recreación o a la salud física. Muchas personas viven de la práctica del deporte, de los eventos deportivos masivos, y estas no necesariamente son los deportistas y dueños de estadios, sino una gran cantidad de trabajadores que están detrás de cada uno de los detalles.

“Y también están las muchísimas personas cuyo sustento depende de estos deportes. No me refiero a los jugadores ni a los propietarios. Estarán bien. Pero la gente que trabaja en estos estadios, los taquilleros, los equipos de limpieza… también son parte de la ecuación. Deben considerarse”, indicó el experto.

Pero consciente de los riesgos, Rall no recomienda volver a los grandes eventos de los estadios en su totalidad. Por el momento, la venta de miles de entradas y la imagen de estadios repletos no encaja en la situación actual, pero sí existe la posibilidad de que los deportes en vivo puedan regresar.

“Tenemos que tener cuidado. Necesitamos limitar las multitudes, y tenemos que pedirles a esas multitudes que sean responsables, que usen máscaras, que se alejen socialmente”, señaló, entre algunas medidas de prevención en caso de que los eventos deportivos regresen.

El coronavirus se propaga como la influenza

Estadio, Fútbol, Fans, Estadio De Fútbol, Deportes
Durante los eventos deportivos, los fanáticos gritan, cantan y se abrazan, lo que aumenta el riesgo de contagio.

Sin embargo, la investigación de Brad Humphreys, profesor de economía en la Universidad de West Virginia, arrojó una señal de advertencia digna de atención. Y es que cada vez que se aplicaban alguna restricción que cancelaba algún juego en una ciudad en particular, la tasa de mortalidad por gripe en esa ciudad disminuía. Y cabe destaca que el coronavirus se propaga de manera muy similar a la influenza estacional.

“Por lo tanto, podemos esperar que la apertura de eventos deportivos a los fanáticos probablemente aumente la propagación del coronavirus, lo que eventualmente conducirá a más muertes de las que hubieran ocurrido sin la asistencia de los fanáticos”.

Esto debido a que durante los eventos deportivos llenos de gente, los fanáticos, vendedores y deportistas gritan, cantan e incluso se abrazan, lo que aumenta el riesgo de transmisión del virus ya que todas estas acciones generan muchas gotas en el aire. Y lo peor es que después que abandonan el estadio, las personas contagiadas también transmitirán el virus a otras afuera.

En los Estados Unidos y otros lugares del mundo, algunas ligas han dicho que planean reanudar sus juegos sin fanáticos en las gradas. Mientras tanto, países como Francia, Japón y España se arriesgarán a aceptar que algunos fanáticos del deporte vuelvan a los estadios antes del final del verano.

Sea cual sea la decisión, debemos estar al tanto de las consecuencias, y tomar precauciones, bien para evitarlas, o lidiar de la mejor forma con ellas.

Referencia:

When can sports fans safely fill stadiums again? https://medicalxpress.com/news/2020-06-sports-fans-safely-stadiums.html