Científicos desarrollan sensores inalámbricos que proporcionarían un monitoreo más preciso en tiempo real durante la descontaminación de las máscaras N95 recicladas, por lo que proporcionaría una depuración en tiempo real de cualquier virus o bacteria como el COVID-19, antes de reutilizarlas.

Un grupo de científicos e investigadores de la Universidad de Michigan, están desarrollando pequeños sensores inalámbricos para monitorear de forma más precisa y rápida la descontaminación en las máscaras N95 que serán reutilizadas. Se trata de una tecnología que identifica si los respiradores están expuestos a las condiciones adecuadas.

A través de la nueva subvención RAPID COVID-19 de la National Science Foundation, la Universidad de Michigan se encuentra realizando pruebas intensivas con el fin  de proporcionar la descontaminación segura de las máscaras utilizadas por los trabajadores de salud.

Descontaminación en tiempo real

Estos mini sensores verifican la cantidad de calor y humedad que utilizan los sistemas de descontaminación, para asegurarse que trabajen con lo suficiente para limpiar correctamente los respiradores.

“Piense en estos sensores inalámbricos como un indicador emergente de Turquía para cuando se realiza la descontaminación”, comentó el líder del proyecto Kevin Fu, quien además es profesor asociado de ciencias de la computación e ingeniería en la Universidad de Michigan.

OMS se alía con China para realizar estudio sobre el origen del coronavirus

Actualmente realizan la limpieza de las máscaras con métodos poco confiables, pues instalan sensores cableados dentro de estas, lo que resulta un poco tedioso y complicado para los operadores. Además, si trabajan con demasiada o muy poco densidad, podría aumentar la inseguridad del uso diario de la máscara.

“Los hornos utilizados para descontaminar estas máscaras pueden producir puntos fríos y secos, por lo que es importante verificar las condiciones de descontaminación con una resolución de unas pocas pulgadas cúbicas”, aseguró Fu.

“Queremos eliminar el cableado de spaghetti desordenado de las estaciones de descontaminación”, agregó el líder del proyecto.

La idea de este proyecto, es reemplazar ese típico cableado, y añadir pequeños chips que sean fáciles de introducir en cada agujero de la mascarilla y monitorear la descontaminación de manera eficaz y precisa con un dispositivo adyacente.

Los científicos esperan que esta tecnología quede demostrada como escalable para que sea implementada de manera eficaz así como llegar a sustituir el método de desinfección cableada actual.

Más en TekCrispy