Desde principio de este mes en curso empezó a “rodar” por Change.org una petición donde el público le solicitaba a Disney que renovaran la historia detrás de la popular atracción conocida como ‘Splash Mountain’.

La razón detrás de la petición es que ‘Sond of the South’ (1946), producción de Walt Disney que sirvió como punto de partida para el paseo acuático familiar, despliega connotaciones racistas y erróneas de las personas afroamericanas.

Es entendible que, en un año 2020 –donde el movimiento Black Live Matters está luchando desde principios de junio por la justicia racial, social y la no discriminación–, asistentes a los parques de Disney e interesados en llevar a sus hijos en un futuro, soliciten a la compañía reemplazar el trasfondo racista por una historia más motivadora y culturalmente correcta.

Por lo mismo, el día de hoy se ha confirmado que Splash Mountain oficialmente pasará por una renovación y ahora se centrará en la poderosa historia de ‘Princess and the Frog’, donde el 2009, Disney presentó a la primera princesa afroamericana y que ni siquiera nació como miembro de la familia real.

Tiana y la música son el punto de partida para la renovación

Por su parte, el presidente de Walt Disney Imagineering –la división de la compañía del ratón que se encarga de toda la creación y estructura de las atracciones–, Bob Weis ha revelado los motivos reales por los que ‘Princess and the Frog’ es la historia perfecta para darle una renovación a la atracción.

La princesa Tiana y el cocodrilo que toca la trompeta, Louis, serán los protagonistas de esta nueva versión de la atracción, donde la familia podrá disfrutar de un paseo por el pantano de Louisiana. Weis afirmó que ‘The Princess and the Frog’ será una evolución “natural” del paseo que se encuentra en la sección Critter Country, cerca del New Orleans Square en Disneyland Park.

Disney presenta a Hulu y a Disney Plus como sus principales servicios ante los anunciantes

“Splash Mountain ha sido el tema de muchas conversaciones a lo largo de los años. Su brillante plataforma de paseo y su paisaje crean el potencial para contar grandes historias”, aseguró. Por otro lado, debemos admitir que el giro que le quieren dar a la atracción resulta increíble y llamativo, convertir una historia racial contada de forma incorrecta, en un paseo por el empoderamiento de una mujer de color, moderna y lista para emprender, es mágico.

Asimismo, Weis admitió que al ser la música “una gran parte de la historia y de las atracciones de Disney”, resulta solo lógico que ‘The Princess and the Frog’ sean el punto de partida para un nuevo capítulo en la historia de Splash Mountain.

Sin embargo, muchos quizás se pregunten por qué Disney esperó casi 11 años para darle a la princesa Tiana su propia atracción y la verdad es que Weis solo admitió que “no hay fecha de vencimiento para una gran narración”.

“Los Imagineers consideran que es un gran privilegio poder darles vida a estas historias en nuestros parques, resorts y a bordo de nuestros cruceros”, agregó. “Entendemos completamente que estas decisiones no siempre son populares, pero creo que nuestros mayores admiradores saben que nos importa tanto como a ellos”.

Sin duda alguna, Disney está dando un gran paso al restructurar una de sus clásicas atracciones similares, no obstante, también hay que admitir que forman parte de su estrategia de “ser magia”. Piénselo, cómo verán magia, alegría, motivación y polvo de hadas si lo único que verán las generaciones futuras es una historia mal reconocida por temas racistas.

Más en TekCrispy