Como informamos previamente, Johnson & Johnson, retiró del mercado norteamericano su reconocido talco para bebés “Baby Powder” tras varios años de denuncias que lo acusaban de contener asbesto, un compuesto altamente cancerígeno.

Ciertos informes sugieren que la empresa estaba al tanto de ello desde hace décadas, y aún así no se habían tomado acciones para retirar su producto. Pero miles de personas que aseguran haber estado expuestas al producto y haber desarrollado cáncer han presentado demandas que por fin empiezan a ser consideradas.

Ahora un tribunal de los Estados Unidos confirmó el veredicto de que el polvo de talco vendido por Johnson & Johnson fue la causa del desarrollo de cáncer de ovario entre sus usuarios. Debido a ello, la importante compañía farmacéutica se verá en la obligación de pagar US$ 2,1 mil millones en daños a los afectados.

El tribunal consideró que algunos de los demandantes no deberían haber sido incluidos en el caso porque no eran del estado. Sin embargo, la decisión confirmó por fin la concesión de daños para la compañía, “que vende a sabiendas productos que contenían asbesto a los consumidores”.

En un principio, se habían estipulado US$ 4,4 mil millones a 22 personas en 2018, pero la nueva decisión del Tribunal de Apelaciones de Missouri redujo este monto a más de la mitad.

El dinero no devolverá la salud

A pesar de ello, la sentencia resaltó el hecho de que una indemnización monetaria no podrá solucionar nunca el impacto emocional y los daños físicos que causó el producto a los demandantes.

“Debido a que los acusados ​​son grandes corporaciones multimillonarias, creemos que una gran cantidad de daños punitivos es necesaria para tener efecto en este caso”, dijo la sentencia. “Es imposible asignar un valor monetario a la angustia física, mental y emocional que sufren los demandantes debido a las lesiones causadas por los acusados”.

El tribunal de California había sido el último en otorgar millones de dólares como compensación por daños a un demandante, quien dijo que el polvo de talco para bebés de farmacéutica le había causado un cáncer terminal. Este caso en particular es un ejemplo perfecto de la huella imborrable que ha dejado este producto en la vida de las personas.

El gran problema aquí es que la compañía no advirtió a los consumidores sobre el riesgo de cáncer de asbesto en sus productos a base de talco en cuanto estuvieron al tanto de ello, ni mucho menos suspendió su producción a tiempo.

Apenas el mes pasado, Johnson & Johnson anunció que suspendería la producción de su Baby Powder en los Estados Unidos y en Canadá, como informamos en una nota previa, debido al “aluvión constante de publicidad por litigios”. Sin embargo, el producto seguirá en venta en el resto del mundo.

Referencia:

Johnson & Johnson told to pay $2.1 billion over cancer-causing talc powder. https://medicalxpress.com/news/2020-06-johnson-told-billion-cancer-causing-talc.html