Los temas de privacidad y seguridad de los datos en la web son cada vez más prominentes. A medida que la nueva era de la tecnología y las plataformas digitales se desarrolla, el mundo entra cada vez en más conciencia del valor de la información y de la importancia de mantenerla protegida.

Por esto, han sido cada vez más los movimientos que el mundo de la tecnología ha realizado para satisfacer estas nuevas demandas. Ahora, la más reciente movida en esta dirección ha sido de parte de Google.

Sin lugar de dudas, el gigante propiedad de Alphabet tiene acceso a gran cantidad de nosotros y nuestro día a día. Gracias a sus más de 200 productos digitales distintos, la cantidad y el detalle de la información que la empresa puede recolectar llegaría a sorprendernos.

Hay pros y contras

En general, esta información es utilizada para personalizar incluso más las experiencias de los usuarios. Ya sea a través de mejores recomendaciones en YouTube, sugerencias de búsqueda en Chrome o rutas personalizadas en Google Maps, por dar algunos ejemplos, la información almacenada por la empresa le permite a sus productos ofrecer un servicio más completo e intuitivo.

Hasta acá, realmente no debería haber problemas con esto. Sin embargo, la cantidad de datos almacenados es tal que puede llamar la atención de actores mal intencionados. Es acá donde los problemas de seguridad se desatan y la privacidad puede terminar por ser burlada.

En consecuencia, a pesar de que la personalización de las experiencias es un plus para muchos servicios, la recolección excesiva de datos puede convertirse en una amenaza para la seguridad y privacidad de los usuarios.

El nuevo anuncio

Solo los nuevos usuarios tendrán activa la opción de eliminar el historial de datos automáticamente luego de un lapso de 18 meses. Para los antiguos usuarios, aún estará disponible únicamente la configuración manual.

Para ayudar a mejorar esto, Google ha anunciado un nuevo cambio en el funcionamiento de sus sistemas. A partir de ahora, los datos de todos los nuevos usuarios se borrarán de la plataforma y sus derivados de forma continua. Con esto, cualquier dato mayor a los 18 meses será eliminado por Google, de forma que esta información ya no se encuentre en su poder ni pueda estar en el de nadie.

¿Quieres aprender algo durante la cuarentena? Aprovecha este curso de Google

Anteriormente, a mediados del año pasado, Google añadió una función en la que todos los usuarios podían eliminar de forma manual su historial luego de 3 o 18 meses. Sin embargo, esta no se trataba de una función predeterminada, sino de una actividad que el usuario debía realizar cada vez.

Ahora, esto se convertirá en una alternativa por default al menos para todos los nuevos usuarios. Por los momentos, los antiguos podrán activarla si buscan las configuraciones de su buscador –ya que no se activará automáticamente como en el caso de los primeros–.

Un lapso razonable

Con estos 18 meses, Google parece estar cubriendo todos los flancos al mismo tiempo. Al almacenar la información durante ese año y medio, debería ser capaz de trabajar con los suficientes datos como para seguir ofreciendo experiencias de uso personalizadas.

Pero, por otro lado, al eliminar cualquier información que supere este lapso se elimina la preocupación de que la empresa esté recabando un botín detallado y en constante actualización de los datos de cada uno de sus usuarios.

Claramente, aún existe un largo camino por recorrer en esta área, empezando por permitir a los usuarios antiguos disfrutar de esta nueva configuración. Asimismo, en un futuro también se podría trabajar en opciones más personalizadas que permitieran ajustar los rangos a lapsos distintos a 3 o 18 meses. Sin embargo, por ahora, esta noticia es una victoria en la cruzada por el mantenimiento de la privacidad en la web y el control de la propia información.

Más en TekCrispy