Este martes 23 de junio, el tenista número 1 del mundo, Novak Djokovic y su esposa, Jelena Ristic, han confirmado el positivo de ambos para el coronavirus. Djokovic participó en la organización del reciente torneo de tenis, Adria Tour, y también compitió en él.

Durante las últimas dos semanas, este se llevó a cabo en Belgrado, Croacia, Serbia y Zadar. Sin embargo, todo dio un giro en el momento en el que se descubrió que uno de los tenistas participantes había dado positivo para el coronavirus.

Lo que ha ocurrido

Este último fin de semana, cuando ya solo quedaba por delante la final del Adria Tour, se confirmó que el tenista Grigor Dimitrov era positivo para el COVID-19. Esto despertó las alarmas en todo el torneo y rápidamente se realizaron pruebas a los demás tenistas y personal del evento.

Todo con la intención de detectar un brote temprano. En efecto, otro par de tenistas, Borna Coric y Viktor Troicki, también han dado positivo en estos últimos días. Ahora, a la lista se les unen el tenista Novac, varios miembros de su familia y su esposa, Jelena.

El anuncio inesperado

Este martes la noticia ha llegado junto con una disculpa por parte de Djokovic. A pesar de que los casos de coronavirus en el continente europeo y sus alrededores habían estado disminuyendo, se les advirtió que la idea de un torneo en estos momentos no era tal vez la más adecuada.

Como respuesta, los organizadores se comprometieron a llevar a cabo medidas estrictas de prevención y distanciamiento, de forma que se pudiera evitar el contagio de los tenistas, sus familias o el personal del evento durante este. Sin embargo, claramente podemos ver que esto no ha sido suficiente.

Djokovic ha reconocido esto y ha declarado que “lamenta mucho” toda la situación. Tanto él, como su esposa, su hermano y sus padres ahora se encuentran un cuarentena debido a que han contraído la enfermedad. Afortunadamente, los hijos de la pareja, Stefan y Tara, no han contraído el virus.

Las palabras de Djokovic

Además de las declaraciones anteriores, Djokovic también ha liberado un comunicado en el que confirma su enfermedad y la de su esposa. Además, en este también da detalles sobre el evento y las motivaciones que lo llevaron a realizarlo a pesar de las advertencias:

“En el momento en que llegamos a Belgrado fuimos a hacer la prueba. Mi resultado es positivo, igual que el de Jelena, mientras que los resultados de nuestros hijos son negativos.

Todo lo que hicimos en el último mes, lo hicimos con un corazón puro e intenciones sinceras. Nuestro torneo pretendía unir y compartir un mensaje de solidaridad y compasión en toda la región.

El Tour ha sido diseñado para ayudar a los tenistas establecidos y prometedores del sudeste de Europa a obtener acceso a algo de tenis competitivo mientras los diversos tours están en espera debido a la situación de COVID-19.

Todo nació con una idea filantrópica, para dirigir todos los fondos recaudados hacia las personas necesitadas y me conmovió ver cómo todos respondían firmemente a esto.

Organizamos el torneo en el momento en que el virus se debilitó, creyendo que se habían cumplido las condiciones para organizar el Tour”.

Esto es lo que se puede leer en la primera parte del comunicado. Ahora, con las consecuencias en la puerta, Djokovic declara lamentar “muchísimo cada caso individual de infección”. Por su parte, comenta que permanecerá “en autoaislamiento durante los próximos 14 días y repetiré la prueba en cinco días”.

¿Qué pasará ahora?

Con la salida de Novac Djokovic de la dirección del Adria Tour debido a las pruebas del COVID-19, su hermano Djordje Djokovic quedó a cargo de este. Pero, ya se sabe que ambos han dado positivo a la enfermedad.

Otra sección de la declaración de Novac declara:

“Desafortunadamente, este virus todavía está presente, y es una nueva realidad que todavía estamos aprendiendo a enfrentar y vivir. Espero que las cosas se alivien con el tiempo para que todos podamos reanudar las vidas de la forma en que fueron”.

Por los momentos, esto no será posible. De hecho, debido a los repetidos positivos que se han dado en estos pocos días, la final del torneo, situada en Zadar, ha quedado cancelada. Todo esto como un intento de controlar el alcance del daño.

Sobre el distanciamiento social

Todo esto se ha convertido en una situación lamentable, pero no totalmente inesperada. Ya la ciencia ha reiterado en varias oportunidades lo importante que es el distanciamiento social en medio de la pandemia. El flexibilizar las medidas justo ahora podría ocasionar una segunda ola de contagios y, por cada día que se retrase el distanciamiento, habrá otros dos de contagio, según argumenta otra investigación.

Mientras más avanza la pandemia, más se nota la necesidad de mantener las medidas de distanciamiento social a largo plazo, incluso, se ha hablado de que estas permanezcan en pie hasta el 2022. Hasta, ahora, millones de vidas se han salvado gracias a este sistema ya que es capaz de bajar la curva de contagios y limitar el número de personas afectadas.

Lastimosamente, la “normalidad” que conocemos aún está lejos y, si queremos recuperarla, es momento de tomar acciones ahora que nos permitan alcanzarla lo más pronto posible.

“Queríamos proteger a todos los jugadores y aficionados después de enterarnos de que Dimitrov dio positivo. Era un evento benéfico y todo lo que queríamos era jugar tenis y dar a los fans un buen espectáculo” dijo Djordje Djokovic, entre sus declaraciones este martes.

Por ahora, volvemos a ver que la mejor forma de colaborar es quedándonos en nuestros hogares. El virus no puede esparcirse sin los eslabones de la cadena. Este lamentable hecho es un recordatorio de a lo que nos enfrentamos y cómo justo ahora es momento de enfrentarnos todos juntos a la situación, manteniéndonos separados.