Uno de los grandes anuncios de Apple durante la WWDC2020 fue la transición de sus nuevos chips Apple Silicon basados en arquitectura ARM que serán fabricados por la compañía, demostrando una vez más que busca ir un paso más allá al migrar a su línea de computadoras de escritorio de Intel a ARM.

En este sentido surgen muchas interrogantes por parte de usuarios que actualmente tienen una Mac con chips con arquitectura x86 de Intel y quienes desean comprarse una nueva que llegarán con los Apple Silicon, ¿deberían esperar los ARM?

Esta no es la primera vez que Apple realiza este tipo de transiciones, inicialmente cambió sus procesadores de Motorola a PowerPC y posteriormente de PowerPC a Intel, siendo estos últimos los más utilizados en las MacBook.

Pero si te preguntas si es factible realizar una compra de una Mac antes de la llegada de los chips Apple Silicon, estos detalles podrían darte la respuesta.

Inicios de PowerPC a Intel en 2006

En el año 2006, Apple dio un salto gigantesco al pasar de chips PowerPC a Intel, señalando un mundo de posibilidades. Permitiendo que las Mac corrieran el sistema operativo Windows de forma nativa debido a que contaba con la arquitectura x86 de los procesadores de Intel sin afectar la ejecución de las aplicaciones en los equipos de escritorio.

Uno de los cambios más drásticos tras esta transición, fue eliminar el soporte de 32bits a MacOS Catalina, lo que sí eliminó la compatibilidad con apps antiguas. Aunque generó molestias, la compañía de Cupertino siguió con su decisión.

Desde el 2005, Apple entabló una relación laboral con Intel con la idea de presentar hardware actualizado y con lineamientos de Apple, sin embargo, esta unión ha ido en picada, lo que generó que la compañía anunciara que ahora sus procesadores serían fabricados por Taiwan Semiconductor Manufacturing Co.

Si embargo, Apple también hizo una transición inicial a chips ARM en dispositivos portátiles como el iPhone y iPad. Los chips A4 se implementaron en el iPad en 2010, mientras que llegó posteriormente al iPhone 4.

Posteriormente, en 2013, Apple lanzó el A7, el procesador para dispositivo móvil de 64 bits, al presentar su propio procesador, muchos pensaron en la idea de dar el salto a ARM también para las Mac en pro de unificar el hardware de sus dispositivos. Además de la posibilidad de poder unificar las aplicaciones desarrolladas en la compañía en todos los dispositivos.

Es decir que los chips con arquitectura ARM ha estado presente en Apple y es probable que conozcan todo acerca de esta y sus implicaciones desde hace muchos años.

Pruebas desde 2018 en Mac

Asimismo, informes señalan que Apple se encontraba realizando pruebas con procesadores ARM desde 2018 para implementarlo en las MacBook. El CPU A12X, del proyecto Kalamata fue el inicio de una nueva transición, pues se rumoreaba que la empresa ya estaba probando esta arquitectura en macOS.

Sin embargo, tras el lanzamiento del A12X en los iPad, la compañía inició el proceso a la transición definitiva, de acuerdo con rumores.

Problemas de recalentamiento en Intel

Uno de los problemas que podría llevar a Apple a hacer la transición, ha sido los inconvenientes de recalentamiento en las MacBook. Situaciones que no ocurren en los dispositivos como el iPad Pro con su chip ARM y refrigeración pasiva.

Esto sin duda ha sido una de las mejoras a las que apuesta Apple con Apple Silicon y la nueva arquitectura de procesadores en Mac.

Compatibilidad

Otros se preguntarán si sus aplicaciones serán compatibles con Apple Silicon, pues bien, en este sentido, la compañía ha dado un lapso de dos años para que los desarrolladores adopten sus aplicaciones a esta arquitectura ARM, de manera que solo necesitarás activar el Xcode 12 para volver a compilar las aplicaciones y que tomen las actualizaciones correspondientes del hardware.

Asimismo, Apple mencionó que Rosetta2, funcionará para traducir los binarios de las instrucciones de los chips Intel a ARM, tal como implementó en la transición de PowerPC a Intel.

Se espera que Apple estrene su MacBook de 12 pulgadas con los chips Apple Silicon y un Mac Mini o iMac a precios competitivos, primero porque la compañía buscaría obtener adeptos a esta arquitectura y segundo porque los procesadores ARM son ya naturalmente más económicos, pero, contar con unos propios podría bajar los costos de producción en un 40 o 60%.

Se espera que esta transición a los chips ARM dure aproximadamente cuatro años, tal vez un poco más, por lo que si no eres asiduo fanático de los equipos Apple, tienes mucho tiempo para pensar acerca si deseas comprar una Mac ahora o esperar unos cuantos años más.