Apple anunció su nueva línea de procesadores Apple Silicon, basados en arquitectura ARM, sin embargo, son muchas las implicaciones y dudas que surgen tras este gran anuncio. Una de las más comunes es el hecho de si se mantendrá la compatibilidad con nuevas aplicaciones, que están desarrolladas para Intel. En este sentido, Apple habló de Rosetta 2, una de sus principales herramientas de virtualización.

Apple Silicon System-on-a-chip es el nuevo hardware que llegará en las Mac del futuro, pues bien, muchos se preguntan si las aplicaciones actuales correrán en estas Mac, para responder esta pregunta Apple anunció Rosetta 2, la poderosa herramienta de virtualización que traducirá los códigos binarios de Intel a ARM.

¿Cómo funcionará Rosetta 2 con Apple Silicon?

Conocida hace muchos años como Rosetta, es una herramienta de virtualización que fue implementada por Apple durante la transición de los chips PowerPC a Intel, es decir que las aplicaciones escritas en código de máquina para que el chip de PowerPC pudiera leerlo, se tradujeron a un código de máquina que Intel pudiese interpretar.

Rosetta fue una piedra angular de la transición de Power PC a Intel. Rosetta 2 en Apple Silicon Macs ofrece un rendimiento rápido y traduce sus aplicaciones en el momento de la instalación.

Esto sin duda fue de gran ayuda, porque en aquella época no existían tantos desarrolladores de apps móviles como ahora, por lo que los usuarios no tenían que esperar a que salieran las aplicaciones compatibles con Intel para utilizarlas.

iPhone 12: Así podría lucir el nuevo cargador de 20W según filtración

De la misma forma, se espera que Rosetta 2 trabaje con las aplicaciones actuales basadas en Intel, que deberán ser interpretadas por los chips con arquitectura ARM. De hecho, la compañía señala que los usuarios podrán ejecutar sus aplicaciones de iPhone y iPad con Rosetta 2.

La compañía de Cupertino señala que Rosetta 2 también admite traducción Just-In-Time (JIT), como los scripts usados en el navegador web o las aplicaciones Java.

Apple señala que con esta virtualización, los desarrolladores podrán ejecutar apps Linux y el entorno de virtualización Docker casi de forma nativa. Del mismo modo, los usuarios finales que cuenten con macOS Big Sur, podrán disfrutar del soporte de virtualización de Rosetta 2, así como de máquinas virtuales como VMWare Fusion y VirtualBox.

Más en TekCrispy