Hace algunos días, las autoridades de China reconocieron que el nuevo brote de coronavirus que estaba ocurriendo en Beijing ya era bastante severo, por lo que empezaron a implementarse medidas de contención drásticas a fin de evitar otra propagación masiva, aunque la capital no se cerró por completo.

Iniciaron una campaña de pruebas masivas para detectar infecciones de manera temprana y detener cadenas de propagación. También se cerró un importante mercado de alimentos que se ha señalado como el origen del nuevo brote, y se detuvieron actividades escolares, deportes y sitios de entretenimiento presencial.

Pero tal parece que estas medidas se han vuelto un poco desesperadas, por no catalogarlas de irresponsables. Y es que según los últimos informes, China podría estar ofreciendo algunos de sus nuevos candidatos a vacuna contra contra el coronavirus a los trabajadores de Beijing. Y aunque suene excelente en vísperas de una nueva emergencia, es necesario recordar que hasta ahora no se ha aprobado formalmente ninguna vacuna para poder distribuirla entre la población.

Cinco vacunas avanzadas en China

China tiene cinco modelos de vacunas contra el coronavirus en pruebas avanzadas, algunas de las cuales ya han demostrado que pueden generar anticuerpos neutralizantes para impedir la infección de las células sanas. Estos se están preparando para iniciar los ensayos de la Fase 3, pero los últimos informes sugieren que ya los ciudadanos están recibiendo estos medicamentos experimentales.

Y no debería sorprendernos, ya que las autoridades sugirieron anteriormente que estos candidatos a vacunas podrías empezar a utilizarse este mismo año, incluso antes de que culminaran los ensayos de la Fase 3.

Un programa de vacunación secreto

Un informe de Bloomberg publicado la semana pasada reveló que el gobierno chino había ofrecido inyecciones desarrolladas por China National Biotec Group (CNBG) a los empleados estatales que estaban viajando al extranjero.

Como es de esperar, se trata de un programa secreto, ya que no ha sido anunciado públicamente. Pero ahora se sabe que el programa de vacunación se ha extendido a los trabajadores que viven en los distritos de Beijing que actualmente están bajo alerta, así como entre las personas que trabajan en áreas de alto riesgo como los aeropuertos.

Una estrategia arriesgada

Pero más allá de la desesperación, esta medida podría ser parte de una estrategia que, aunque muy arriesgada y digna de críticas de parte de la comunidad científica, podría arrojar buenos resultados.

Según las cifras divulgadas por el gobierno, China tenía el brote prácticamente controlado, por lo cual, evaluar la eficacia de sus candidatas podría ser un gran reto ante la poca exposición. Pero el nuevo brote en Beijing, con más de 20 millones de habitantes, representa un escenario propicio para determinar rápidamente si la vacuna es efectiva y segura o no.

Referencias:

People in one country are already being given coronavirus vaccines. https://bgr.com/2020/06/22/coronavirus-vaccine-china-national-biotec-group-beijing-outbeak/

China Offers Vaccines Under Development to Beijing Workers. https://www.bloomberg.com/news/articles/2020-06-18/china-extends-vaccine-offer-to-beijing-workers-amid-outbreak