Desde diciembre de 2019, la población mundial se encuentra sometida a una cuarentena parcial y hasta total en algunas regiones, una condición que ha llevado a los investigadores a trabajar en la creación de una vacuna contra este virus.

Para ello, no solo han tenido que analizar millones y millones de pruebas, sino que también han tocado la parte tecnológica creando aplicaciones que ayuden de alguna forma a diagnosticar y a frenar la propagación del coronavirus (COVID-19).

La IA y el análisis de datos como método de cura ante el COVID-19

Sin embargo, hoy en día los avances tecnológicos y más aún la inteligencia artificial (IA) y el análisis de datos influyen de una forma asombrosa en la determinación de una posible cura ante el COVID-19.

En este sentido, la ciencia de los datos, y más en específico el análisis descriptivo se está implementando para comprender a quienes afecta este virus con mayor frecuencia y cómo, mientras que el análisis predictivo se vale de los datos de los pacientes para pronosticar hacia dónde se dirige el virus, con qué rapidez y en qué números.

El análisis prescriptivo como un método más específico

Ahora de acuerdo con la fuente, los científicos de datos se valen del análisis prescriptivo, un tipo de estudio que combina tanto lo descriptivo como lo predictivo para determinar qué se debe hacer para detener la marea, aplanar la curva y tratar a los enfermos del COVID-19.

En este sentido, la ciencia de datos ha permitido recopilar miles de millones de datos de pacientes en todo el mundo que le permiten a los investigadores implementar mejores prácticas basadas en toda la evidencia que se obtiene a través del personal que enfrenta de primera mano esta pandemia, como lo son las enfermeras y los proveedores de atención médica en todo el mundo.

Una situación que ayuda a rastrear la propagación del virus, y ayuda a comprender de una mejor forma cómo se propaga la infección y que en un futuro podría ayudar a prevenir o mitigar el virus, y a distinguir de una forma más rápida y precisa los síntomas del COVID-19 ante otras infecciones respiratorias.