Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca realizada hoy (lunes 22 de junio), la secretaria de prensa Kayleigh McEnany insistió en que el presidente Donald Trump usó el término “kung-flu” durante su manifestación el sábado como una forma de culpar a China por la propagación mundial del coronavirus.

La secretaria McEnany se negó a decir si el término utilizado es racista u ofensivo, luego de que varios reporteros le preguntaran en la rueda de prensa. En cambio, argumentó que el presidente Donald Trump solo “vinculó el virus a su lugar de origen”.

El origen del virus

Después de que la reportera Weijia Jiang, preguntara por qué Trump usa el insulto, McEnany declaró que el presidente “no” usa el término falsamente e insistió en que “es justo señalar que el origen del virus es China”.

Durante su primer acto de campaña realizado el sábado en Oklahoma, el presidente Trump se refirió al coronavirus como “kung-flu”, un término calificado por muchos como racista.

La alta funcionaria acusó a los medios de usar términos similares al llamar a COVID-19 el “coronavirus chino” o “coronavirus de Wuhan” a principios de este año. Los medios dejaron de referirse a China al nombrar el virus debido a que se extendió fuera del país y se convirtió en una pandemia mundial.

En su intervención, McEnany señaló que el presidente Trump está diciendo: “No China, etiquetaré este virus como su lugar de origen”, y agregó que el presidente ha llamado a los asiático-estadounidenses “personas increíbles”. “Es una acusación a China por permitir que este virus llegue aquí”.

Devolviendo la responsabilidad

En otra serie de preguntas sobre el tema, lal corresponsal Yamiche Alcindor, puntualizó que la asistente de Trump, Kellyanne Conway, condenó el término “kung flu” y lo calificó como “altamente ofensivo”.  “Por supuesto que está mal”, dijo Conway a los periodistas sobre el uso del término.

Kayleigh McEnany, secretaria de prensa de la Casa Blanca, manifestó que el término “kung-flu” utilizado por Trump, no es racista y que solo vincula al coronavirus con su lugar de origen.

Durante su manifestación del sábado en Oklahoma, Trump dijo que “kung-flu” es uno de los 19 o 20 términos que se han utilizado para describir a la enfermedad coronavírica COVID-19.

“Por cierto, sin lugar a dudas que esta enfermedad tiene más nombres que ninguna otra en la historia. Puedo nombrarla “kung-flu” o de cualquiera de las muchas otras formas. Muchos lo llaman virus, muchos lo llaman gripe; creo que tenemos 19 o 20 versiones del nombre”.

En última instancia, la secretaria de prensa insistió en que es “justo” que el presidente culpe a China por la propagación global del coronavirus, y que al hacerlo, simplemente estaba “devolviendo la responsabilidad a China”.

De acuerdo a cifras del portal Worldometers, a nivel global, el coronavirus ha infectado a más de 9.100.000 personas, de los cuales más de 470.000 han perdida la vida. Hasta ahora, Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia, con más de 2.300.000 casos confirmados y más de 122.000 muertes.

Referencia: White House defends Trump’s use of racist phrase to describe coronavirus. The Guardian, 2020. https://bit.ly/2Btmiqk