La tecnología avanza de una manera vertiginosa, trabajando sobre desarrollos que pueden ir mucho más allá de lo que estamos acostumbrados a ver. La computación cuántica es un ejemplo de ello, al tratarse de la próxima generación de computadores, diseñados con el propósito de procesar datos y resolver operaciones que tomarían años a los equipos convencionales. Lo más interesante de este asunto es que en estos momentos se está desarrollando una competencia entre las principales compañías tecnológicas del mundo para alcanzar lo que se ha denominado como “Supremacía Cuántica”.

Aunque hay varias empresas trabajando en este tema, IBM y Google cuentan con avances realmente significativos que los posiciona como los principales protagonistas (hasta ahora) de la carrera por la supremacía cuántica.

¿Qué es la computación cuántica?

Antes de comprender como se viene desarrollando esta carrera por la supremacía cuántica, es necesario conocer de qué se trata la computación cuántica y cuándo se alcanza la supremacía. La computación cuántica es una modalidad de computación que se basa en la aplicación de los principios planteados por Max Planck y Albert Einstein que hablan sobre la luz como una composición de pequeños paquetes o cuantos de luz, en lugar de una sola onda continua. Esta idea trae consigo un par de conceptos fundamentales para la existencia de la computación cuántica: el entrelazamiento  y la superposición de estados.

Al llevar esto al aspecto más técnico de la computación, tenemos que los computadores convencionales trabajan con base en los llamados “bits”, es decir, un digito del sistema binario que puede ser 1 o 0. Por su parte, los computadores cuánticos trabajan con base en el “Qubit”, que se diferencia del bit por su capacidad de ser 1 y 0 al mismo tiempo. Esta dualidad es lo que hace que los computadores cuánticos multipliquen por completo las capacidades de los equipos convencionales.

Por su parte, la supremacía cuántica es un concepto que hace referencia a la posibilidad de un computador cuántico de resolver problemas que son imposibles para un computador convencional. De manera qué, si alguna de las compañías involucradas en este desarrollo logra esta meta, puede decirse que alcanzó la supremacía cuántica.

IBM Vs Google, la batalla por la supremacía cuántica

La carrera por la supremacía cuántica parece ser una versión actualizada de la carrera espacial entre Rusia y los Estados Unidos, con la diferencia de que en lugar de dos países, se enfrentan dos de las compañías tecnológicas más grandes del mundo. Esto quiere decir, que cada uno se encuentra trabajando en sus propios avances, haciendo demostraciones de fuerza e intentando desestimar los pasos del rival.

Desde hace algo más de 5 años, las empresas se encuentran trabajando en el desarrollo de sus propios procesadores cuánticos, una carrera en la que se anotan Microsoft, Intel, IBM y Google. Sin embargo, el primer paso significativo lo dio IBM a inicios del año 2019, cuando presentó el Q System One, el primer computador cuántico de uso comercial, con un procesador de 20 qubits. Lo más importante de este acontecimiento es la disponibilidad comercial de una tecnología que solo podía usarse en laboratorios de investigación y entornos científicos. También cabe destacar que para el año 2017, la empresa puso a disposición un computador cuántico con acceso universal desde la nube a fin de promover su uso experimental.

Sin embargo, a finales del mismo año 2019, fue filtrado un artículo proveniente del Google Quantum A.I Lab, mostrando los resultados obtenidos por el procesador cuántico que se encuentran desarrollando. En el documento en cuestión se expone que el dispositivo era capaz de resolver en 200 segundos, una operación que tomaría alrededor de 10000 años en un computador convencional, lo que indica haber alcanzado la tan deseada supremacía cuántica.

La respuesta no se hizo esperar y el director mundial de IBM Research en declaraciones para el portal Financial Times comentó que se trataba de una afirmación errónea por parte de Google, considerando que, según su opinión se trata de “una pieza especializada de hardware, diseñada para resolver un solo problema y no un ordenador cuántico de propósito general”.

¿Qué beneficios obtendrá el ganador de la carrera por la computación cuántica?

Aunque la computación cuántica es un campo bastante nuevo, los avances obtenidos son sustanciosos y el ámbito comercial ya tuvo una probada con el equipo presentado por IBM. Esta tecnología actualmente se encuentra funcionando solo en laboratorios de pruebas, sin embargo, su implementación puede traer grandes beneficios en áreas como la salud y medicina en donde será posible entre otras cosas, encontrar patrones en diversas patologías que permitirán desarrollar tratamientos.

Los campos de la informática, las redes, la química cuántica y mucho más, se verán ampliamente beneficiados por la computación cuántica, gracias a la enorme capacidad de procesamiento que le permitirá no solo agilizar las actividades, sino descubrir nuevos horizontes con la resolución de cálculos y operaciones que no están disponibles en equipos convencionales.

De esta manera, el liderato de la computación cuántica es un reto que le permitirá al ganador posicionarse como la principal fuente de esta tecnología en todas las áreas en donde se aplique. Además, se trata de la computación del futuro, por lo que las empresas podrían asegurarse un puesto importantísimo en la nueva de la computación.