La pandemia de COVID-19 ha dado lugar a una variedad de investigaciones dirigidas a encontrar una vacuna o un tratamiento eficaz para sanar a las personas infectadas. La tarea no es para nada sencilla, ya que se trata de un virus nuevo y altamente infeccioso, que ha logrado propagarse por todo el mundo.

La buena noticia es que ya se están obteniendo avances importantes en este tema. Recientemente el Laboratorio Baudry de la Universidad de Alabama en Huntsville (UAH) informó sobre 125 compuestos naturales que tienen potencial de funcionar contra las proteínas producidas por el SARS-CoV-2.

Indagando en 50,000 fuentes naturales

Como muchos saben, en la naturaleza hay una gran variedad de recursos que proveen productos químicos que pueden utilizarse con fines médicos. Muchos de ellos son plantas medicinales relativamente comunes en Estados Unidos, sudeste asiático y de América del Sur, aunque también organismos como los hongos y las bacterias terrestres oceánicas son fuentes útiles para la humanidad.

La emergencia de COVID-19 llevó a los médicos del mundo a probar rápidamente una variedad de medicamentos existentes en busca de uno realmente efectivo para tratar la enfermedad.

Siguiendo esta dinámica, los investigadores de la UAH usaron una supercomputadoras para hacer una búsqueda más profunda. Tras analizar un primer lote de 50,000 fuentes naturales, encontraron 135 compuestos naturales con mayor probabilidad de unirse tres proteínas importantes del SARS-CoV-2.

“De los 50,000 productos naturales que hemos analizado utilizando supercomputadoras, encontramos que se predice que varios cientos son potencialmente vinculantes para las proteínas de interés”, dice el Dr. Jerome Baudry, biofísico molecular de la UAH y coautor del estudio.

Compuestos que bloquean las proteínas encargadas de la replicación viral

Dos de ellas, la proteasa tipo papaína de COVID-19, o PLpro, y la proteasa principal, o Mpro, son enzimas responsables del procesamiento de todas las proteínas del virus en las células infectadas, las cuales se ven obligadas a fabricarlas para que el virus pueda replicarse.

También hay una tercera proteína, la popular proteína espiga o de pico que utiliza el SARS-CoV-2 para adherirse muy bien a los receptores ACE2 de las células e iniciar el proceso de infección. Como indicamos en un artículo previo, se encuentran en la superficie del coronavirus y le da su apariencia de corona.

El investigador explica que bloquear la producción de estas proteínas virales podría ayudar a detener la replicación del coronavirus, lo cual sería muy positivo incluso aunque no pueda salvarse la célula infectada. “Si encontramos una sustancia química que se “pegue” a estas regiones reactivas de las proteínas, las reacciones de procesamiento ya no serán posibles e impediremos que las células infectadas produzcan y liberen más virus”, añadió Baudry.

Puede haber más compuestos potenciales contra el coronavirus

Ahora se realizarán pruebas in vitro con los compuestos identificados en el primer lote en virus y células vivas. Además, se someterán a una técnica computacional llamada de farmacóforos a fin de determinar qué tienen en común y establecer características útiles para próximas investigaciones.

Y aunque se analizaron solo 50,000 en esta oportunidad, los investigadores tienen planes de repetir el estudio con 400,000 fuentes naturales ya que es probable que haya más compuestos de interés.

“Encontramos además 125, pero puede haber más, que son particularmente interesantes porque se unen justo donde queremos, no son demasiado grandes, ni demasiado pequeños y tienen los perfiles químicos de los productos farmacéuticos”.

Identificar más compuestos capaces de inhibir la replicación viral en la naturaleza puede ser de gran utilidad ya que es probable que se requiera un cóctel de medicamentos en lugar de solo uno para abordar la enfermedad.

Referencia:

UAH Lab Finds 125 Naturally Occurring Compounds With Potential Against Coronavirus. https://patch.com/alabama/huntsville/uah-lab-finds-125-naturally-occurring-compounds-potential-against-coronavirus