Seguro muchos en este punto estarán cansados de estar encerrados. También es probable que aquellos a los que pandemia y las cuarentenas en general estropearon sus planes de viaje para este 2020, se sientan tentados de intentar retomarlos con las flexibilizaciones que están aplicándose.

Pues bien, si este es tu caso, hay algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de hacerlo, y sobre todo, si decides aventurarte acompañado, o visitar o llegar a casa de otras personas.

Un experto ofreció unas palabras recientemente sobre este tema que engloban unas recomendaciones prácticas para viajar de manera segura y responsable, sin poner en riesgo nuestra salud ni la de los que nos rodean.

Prudencia ante enfermedades preexistentes y la edad

El Dr. Michael Chang, profesor asistente de pediatría en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston y especialista en enfermedades pediátricas en UT Physicians parte de una pregunta básica: ¿hay alguna afección de salud subyacente entre los miembros de nuestra familia?, o ¿la tenemos nosotros?

Bien sabemos que las personas que sufren algún tipo de enfermedad crónica, así como las personas mayores de 65 años, son especialmente vulnerables en esta pandemia, y buena parte del llamado a la prevención se ha dirigido precisamente a estos grupos.

De modo que sí, aunque suene aburrido, si alguien con este tipo de perfil tiene intenciones de viajar, lo mejor es que no lo haga. Si no se puede evitar, porque bien sabemos que el coronavirus seguirá allí afuera por un buen tiempo y la vida debe continuar, entonces lo mejor es ser lo más prudente posible para reducir el riesgo de contagio.

Prevalencia del virus en el destino

Otro de los puntos dignos de atención respecto a este tema son los destinos. Puede que nos encontremos en un lugar donde la situación esté medianamente controlada, o que ningún allegado a nosotros se haya contagiado, pero eso no quiere decir que estamos exentos de riesgo.

Si nos desplazamos, tendremos contacto con otras personas y con superficies tocadas por otras personas que probablemente hayan estado en zonas donde el brote esté más extendido.

“Otra cosa a tener en cuenta es la prevalencia del virus en su destino y cuán estrictamente podrá cumplir con las precauciones como el distanciamiento social durante las actividades o excursiones planificadas”, dijo Chang en un comunicado de prensa de UT. Por ende es absolutamente necesario aplicar las medidas de distanciamiento e higiene recomendadas hasta ahora por las principales agencias de salud.

Y por supuesto, informarnos. Revisar en sitios oficiales en Internet o los noticieras cómo está la situación en el lugar al que nos moveremos, cuántos casos hay y si están funcionando los establecimientos o instituciones que visitaremos.

Cumplir las cuarentenas

Además, es necesario estar conscientes de la alta probabilidad que hay de que debamos cumplir un tiempo de cuarentena en nuestra llegada y a nuestro regreso. Colaborar con este tipo de medidas es un acto responsable en medio de esta emergencia.

“Viajar a un destino que es, o se convierte en, un punto de acceso para COVID-19 puede requerir que se ponga en cuarentena durante dos o más semanas a su regreso. Considere si podrá trabajar o apoyar a sus seres queridos si se le exigió la cuarentena”.

Si bien la situación sigue siendo problemática en gran parte del mundo, los expertos están al tanto de que muy pocas personas están dispuestas a repetir un confinamiento tan estricto, principalmente por los problemas económicos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en ausencia de una vacuna y con sistemas de salud todavía muy frágiles para atender emergencias masivas, el distanciamiento social y la higiene siguen siendo armas poderosas.

Referencia:

Want to travel during the pandemic? Here’s what to consider. https://medicalxpress.com/news/2020-06-pandemic-1.html