Uno de los medicamentos que ha generado más polémica durante esta pandemia es la hidroxicloroquina, comúnmente utilizada para tratar la malaria. Se realizaron varios ensayos en pacientes con COVID-19, y no se observó beneficio alguno en su mejora. Al contrario, se observó que estos empezaban a presentar problemas cardíacos, e incluso parecía aumentar el riesgo de muerte.

La Organización Mundial de la Salud se pronunció hace poco y anunció que los ensayos con hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19 estaban suspendidos hasta evaluar bien la evidencia recolectada. Pero ahora hay otra razón para evitar esta droga como tratamiento contra el coronavirus.

Los investigadores del Radboudumc reportaron un efecto desconocido hasta ahora de la hidroxicloroquina: inhibir la acción de cierto tipo de glóbulos blancos, un punto de gran importancia en la lucha del cuerpo contra las infecciones.

La respuesta inmunitaria es vital para luchar contra el COVID-19

Raphaël Duivenvoorden, nefrólogo internista en Radboudumc, explicó que en los pacientes ingresados ​​con una infección por SARS-CoV-2, el monocito, un tipo de célula inmunitaria, juega un papel importante en la defensa contra el coronavirus. Esto fue lo que motivó a los investigadores a estudiar el efecto del medicamento en estas células.

Los monocitos pueden desarrollar un tipo de memoria no específica a la que los expertos se refieren como “inmunidad entrenada”, que les permite desarrollar una respuesta más contundente frente a la invasión de las bacterias y los virus.

Pero descubrieron que la hidroxicloroquina impide el desarrollo de esta inmunidad entrenada, lo cual explica por qué no se observó mejoría en muchos pacientes infectados con el SARS-CoV-2 durante los ensayos pasados. “Es por eso que no esperamos que la hidroxicloroquina tenga un efecto beneficioso sobre la respuesta inmune en caso de un SARS-CoV- 2 infección “, dijo Duivenvoorden.

Tratamiento poco adecuado para COVID-19

Cuando el cuerpo humano enfrenta una infección viral como la causada por el SARS-CoV-2, el sistema inmunitario debe estar en óptimas condiciones para obtener los mejores resultados. Si al inicio de la infección su respuesta es inadecuada, es probable que el coronavirus se propague aún más por el cuerpo y empeore el pronóstico.

Por lo que, tal como indica el profesor Dr. Willem Mulder, profesor de medicina de precisión en el Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, “este estudio muestra que no es prudente recetar el medicamento profilácticamente como precaución porque esto compromete el sistema inmunitario no específico”.

Cabe destacar que la hidroxicloroquina se ha usado durante años para tratar tanto la malaria como enfermedades reumáticas, en estas últimas principalmente porque el sistema inmunitario. Y aunque el documento todavía está a esperas de revisión por parte de otros científicos, tal parece que estamos en presencia de un medicamento no apto para tratar COVID-19.

Referencia:

Hydroxychloroquine inhibits trained immunity – implications for COVID-19. https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.06.08.20122143v1

Escribir un comentario