Cuando nuestro computador va lento o tiene demasiados problemas en el funcionamiento del sistema, reinstalar Windows 10 resulta la mejor opción. Sin embargo, muchos usuarios quisieran hacerlo sin perder sus datos, además, resulta necesario contar con un medio extraíble como un pendrive o disco externo que nos permita albergar los archivos de instalación. No obstante, Windows 10 en su nueva versión ha incorporado una manera de restablecer el sistema operativo desde la nube, permitiéndonos prescindir de los medios extraíbles.

En ese sentido, te mostraremos los pasos a seguir para aprovechar esta función y obtener una instalación de Windows 10 desde la nube y sin perder tus datos.

Restableciendo Windows desde la nube

Desde hace una semana aproximadamente comenzó el despliegue de la nueva versión de Windows 10, 2004, que incorpora funciones sumamente interesantes. Sin embargo, una de las más llamativas hace referencia a la reinstalación del sistema operativo desde la nube, por lo que no necesitaremos discos, ni medios extraíbles para lograrlo. Esto es una gran noticia considerando que, esta característica pone a disposición de todos, la posibilidad de reinstalar nuestro sistema operativo en cualquier momento y con mucha facilidad.

Para comenzar el restablecimiento de tu sistema, será necesario haber hecho la actualización a la versión 2004, previamente.

El primer paso de este proceso es dirigirnos a la sección de configuración del sistema y para ello, solo deberás presionar la combinación de teclas Windows+I.

Una vez dentro, ubica la sección “Actualización y Seguridad”, ingresa y luego haz click en la sección “Recuperación”.

Dentro de “Recuperación” te recibirá la opción “Restablecer este PC” junto al botón “Comenzar”, haz click y se desplegará una ventana preguntando si quieres mantener tus archivos o quitarlos. Elige la primera opción para conservar tus datos y pasar a la siguiente pantalla en donde se mostrarán dos alternativas “Descargar en la nube” y “Reinstalación local”.

Elige la primera y de inmediato comenzará el proceso de descarga y reinstalación de Windows 10, que al finalizar, conservará todos tus archivos.

De esta forma, podrás reinstalar Windows 10 las veces que quieras para obtener instalaciones nuevas y limpias fácilmente.