La endometriosis es una enfermedad en la que un tejido similar al revestimiento del útero crece en otras zonas cercanas, como los ovarios y las trompas de Falopio, pero también se ha encontrado en los intestinos y la vejiga.

Hasta ahora, la forma en que se diagnostica la endometriosis es con un procedimiento quirúrgico llamado laparoscopia. Sin embargo, los hallazgos de un nuevo estudio podrían dar lugar a una nueva forma de diagnóstico para la enfermedad.

Los investigadores informaron recientemente que el ADN de las células del útero de las mujeres con endometriosis exhiben modificaciones químicas diferentes a las del ADN de las mujeres que no tienen dicha afección.

Nuevos estudios podrían ayudar a crear mejores medicinas contra el cáncer

Comparando ADN de mujeres con y sin endometriosis

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco, bajo el financiamiento de los Institutos Nacionales de Salud, decidieron estudiar a fondo un tipo de célula conocida como fibroblastos del estroma endrometrial, que se encarga de regular las células presentes en el revestimiento uterino.

Entonces compararon la metilación y el funcionamiento de los genes en células de mujeres con endometriosis en estadio I y mujeres con endometriosis en estadio IV, con las de mujeres que no tenían ni endometriosis ni ningún otro trastorno ginecológico.

Los investigadores aprovecharon la oportunidad para estudiar estos mismos aspectos después de exponer las células al estradiol solo, a la progesterona sola, y a una combinación de las dos hormonas a fin de simular los cambios en los niveles de estas hormonas que ocurren durante el ciclo menstrual.

Fue así como notaron diferencias importantes entre los patrones de metilación del ADN y el funcionamiento de los genes en todos los grupos de células antes de la exposición a los diferentes escenarios hormonales planteados.

También notaron que las regiones de ADN metiladas presentaron diferencias en función de la etapa en que se encontraban las pacientes con endometriosis. Además, la respuesta ante la exposición a las hormonas individuales y en conjunto también fue diferente.

“Los datos indican que las interacciones adecuadas de las hormonas y la metilación del ADN son críticas en la función uterina normal”, dijo el autor principal del estudio, Sahar Houshdaran, Ph.D., Universidad de California, San Francisco. “Los cambios en estas interacciones que hemos visto podrían desempeñar un papel en la infertilidad que a menudo acompaña a la endometriosis”.

Dos tipos diferentes de endometriosis en lugar de etapas

Y dadas las diferencias observadas entre el estadio I y el estadio IV de la enfermedad, los investigadores sugieren la posibilidad de que estos puedan en realidad ser tipos de endometriosis distintos en lugar de diferentes etapas de la afección.

De modo que, tal como indica Stuart B. Moss, Ph.D., de la Rama de Fertilidad e Infertilidad de NICHD, estos hallazgos ponen sobre la mesa la posibilidad de que algún día estas diferencias sirvan como una referencia para diagnosticar la enfermedad.

Referencia:

Steroid hormones regulate genome-wide epigenetic programming and gene transcription in human endometrial cells with marked aberrancies in endometriosis. https://journals.plos.org/plosgenetics/article?id=10.1371/journal.pgen.1008601

Más en TekCrispy