Hemos visto cómo, a pesar de que sigue habiendo un muchos casos de COVID-19, muchos gobiernos están empezando a aliviar las restricciones y permitir que algunos negocios abran nuevamente a fin de reactivar la economía.

En este contexto, muchos podrían verse tentados a visitar a sus amistades, y sobre todo, sus seres queridos de mayor edad, como padres y abuelos. Pero aunque parezca un gesto de amor y conciencia, la realidad es que esto podría tener consecuencias adversas, y los riesgos podrían superar los beneficios.

Por supuesto, la sensación de soledad y la depresión se han exacerbado en muchas personas a causa del confinamiento, y las personas mayores han sido de los grupos más afectados. Y bien sabemos que la salud mental es tan importante como la física, por lo que los expertos han emitido una serie de recomendaciones para restituir las visitas de la manera más prudente.

Algunos consejos para visitar a los ancianos de manera segura

La American Association of Retired Persons (AARP), una organización independiente que aborda las necesidades y vela por los intereses de las personas mayores de 50 años, sostiene que hay diferentes formas de minimizar el riesgo de exponer a nuestros seres queridos mayores en estos tiempos.

Si decidimos visitar a nuestros padres, abuelos u otros seres queridos mayores durante la pandemia, lo mejor es hacerlo sin niños, ya que estos pueden ser vectores silenciosos de COVID-19.

Los equipos de protección personal, como la mascarilla facial, gafas y guantes, son indispensables, y si es posible quedarnos fuera de casa para evitar tocar las superficies del interior, mejor.

“Algunas investigaciones preliminares sugieren que la transmisión del virus es menos probable al aire libre”, dice AARP. “Definitivamente es menos probable si te aseguras de permanecer al menos a 6 pies o más de distancia”.

Las visitas también deben ser cortas, para reducir los riesgos. “Unos 15 minutos parecen ser el punto de corte para lo que se considera ‘exposición prolongada'”, afirma Alicia Arbaje, internista, especialista en medicina geriátrica e investigadora de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

Muchos podrían mostrarse escépticos respecto a la pandemia solo porque ningún ser cercano se ha infectado aún, pero debemos tener en cuenta que el coronavirus es una amenaza real y que el incumplimiento de este tipo de medidas puede poner en riesgo a nuestros seres queridos.

Referencia:

Is it safe to visit older loved ones as COVID-19 restrictions ease? What experts say. https://medicalxpress.com/news/2020-06-safe-older-covid-restrictions-ease.html