Durante la madrugada de este martes 16 de junio, diversos servicios de telecomunicaciones en los Estados Unidos comenzaron a reportar fallas. De hecho, algunos pasaron horas con el servicio totalmente caído o el acceso restringido a una gran cantidad de portales.

Empresas como T-Mobile y su filial (Metro by T-Mobile), Verizon, AT&T, Sprint y otras han entrado a la lista de las afectadas durante esta situación. Las quejas reportadas no han sido escasas por redes sociales como Twitter. Esto se ha vuelto notorio rápidamente debido a que se trata de la primera vez que un evento de esta magnitud y naturaleza ocurre en el territorio estadounidense.

¿Ha afectado a todos los Estados Unidos?

Según los reportes, hasta el momento unos 100 mil subscriptores (sobre todo de T-Mobile) se han visto afectados por esta situación. Pero, por los momentos, las áreas perjudicadas solo parecen haber sido Miami, Atlanta, Chicago, Houston y Los Ángeles.

El presidente de tecnología en T-Mobile; Neville Ray, rápidamente ha dirigido un breve mensaje a sus clientes a través de Twitter:

“Nuestros ingenieros están trabajando para resolver un problema de voz y datos que ha estado afectando a clientes en todo el país. Sentimos los inconvenientes y esperamos poder tener esto arreglado pronto”.

Con esto, Ray ha dejado claro que la empresa se encuentra manos a la obra para tratar de restablecer los servicios para que las personas puedan volver a acceder a la red y no se encuentren con sitios web bloqueados o incluso con la imposibilidad de hacer llamadas. Sin embargo, no ha hecho referencia a una de las incógnitas más grandes que el mundo tiene ahora.

La pregunta del millón ¿Qué ha pasado?

Hasta ahora, no se tiene una idea muy clara del motivo por el que el fallo generalizado del martes tuvo origen. Actualmente, en la web es posible encontrar diversas teorías, pero una que ha ganado especial fuerza en las últimas horas implica la posibilidad de un ataque DoS a los sistemas de telefonía y telecomunicaciones estadounidenses. Un detalle que mantiene a todos en el filo de sus asientos a la espera de nuevas noticias.

¿Fue un ataque DoS?

Cuando hablamos de un ataque DoS, nos referimos a un ataque de denegación de servicio (Denial of Service). Se conoce a este como uno de los métodos más básicos de sabotaje informático y su meta es evitar que los usuarios legítimos puedan acceder normalmente a servicios o recursos específicos. De ser este el caso, este también se convertiría en el primer evento de este específico tipo y escala en Estados Unidos.

Personalidades como el periodista venezolano especializado en informática y telecomunicaciones, Fran Monroy Moret, han participado de estas tendencias en la web y han liberado preguntas que todos nos hacemos ahora. Sobre todo, podemos hacer énfasis en una muy importante: ¿quién estará detrás de esto?

Twitter verifica tuits de portavoz chino un día después de verificar los de Trump

Cloudflare ha hablado

A pesar de que aún mucho se mantiene en las sombras, tal parece que empresas como Cloudflare al menos esperan poder evitar que informaciones alarmantes (como que EE.UU. podría estar bajo un ataque cibernético) no se esparzan por la web sin fuentes o bases apropiadas.

En un hilo publicado recientemente en Twitter por el CEO y fundador de Cloudflare, Matthew Prince, este ha hablado sobre otro posible origen de la falla:

Su enfoque ha estado orientado principalmente a la situación de T-Mobile y a las declaraciones de que esto puede tratarse de un ataque DoS. En ocho tuis, revela datos recopilados por la propia página que refutan la posibilidad de que la falla se deba a factores externos ya que el flujo de datos internacional no se ha visto afectado notoriamente (cosa que pasaría si hubiera una agresión digital) y, además, los registros de uso de servicios como Google, Facebook y el propio Twitter parecen mantener sus promedios (algo que tampoco ocurría si se tratara de un DoS). Prince concluye su hilo declarando:

“Finalmente, nuestro equipo conoce a los operadores de red en casi todos los demás servicios y plataformas de Internet importantes y ninguno de ellos informa nada anómalo”.

“Excepto T-Mobile, que está teniendo un mal día, casi con toda seguridad, por causa de su propio equipo. Entonces, por favor, #hugops. Y no se preocupen, esto es algo que no necesita agregarse a la lista de locuras que ha sido el 2020”.

Aun así, los usuarios han reportado tener problemas con otras líneas además de T-Mobile. Pero, por ahora, estas son las únicas declaraciones oficiales que se han dado. Tendremos que esperar para ver qué comentarán las otras empresas afectadas y si se desarrollarán otros incidentes que apunten más claramente a fuentes internas o externas para este sorpresivo problema.

Más en TekCrispy